Ablactación a los cuatro meses

Comentarios(0)
Lunes 13 Septiembre 2010 a 17:38

En ocasiones, debido a causas de fuerza mayor, tales como problemas graves de salud de la madre o impedimentos económicos excesivos, es necesario interrumpir la lactancia materna exclusiva. La Organización Mundial de la Salud sugiere que mínimo, se alimente a los bebés y de manera exclusiva, hasta los seis meses de vida.

En estudios avalados por la OMS, se ha encontrado que sólo el 5% de las mujeres que deberían lactar, no lo pueden hacer por problemas médicos. Sólo si ese es tu caso, te sugerimos que sigas leyendo. De lo contrario, continúa con la lactancia de tu bebé exclusivamente con tu leche mínimo hasta que cumpla 6 meses.

Para la introducción paulatina de los alimentos sólidos que complementan la ingestión de leche materna, los pediatras deben considerar las diferencias de cada bebé. Sin embargo, algunas características como el peso del bebé, su desarrollo, actividad y apetito, son la guía para iniciar el proceso de adaptación con alimentos diferentes a la leche, dentro de su dieta.

En esta primera etapa de la alimentación, es conveniente ofrecer al bebé alimentos de textura suave en forma de papillas que ayuden a su fácil digestión, elaborados a partir de un solo ingrediente y en cantidades muy pequeñas.

En caso de obtener una respuesta desfavorable o el rechazo del alimento, es preferible suspender e intentarlo posteriormente. Una vez que el pequeño haya aceptado una clase de alimento, se recomienda esperar de tres a cinco días para introducir uno nuevo, aumentando la cantidad en forma lenta y progresiva, de acuerdo con el apetito y la respuesta del pequeño.

Alimentos que se recomienda introducir a la dieta en primera etapa

Leche materna (o de fórmula en caso de ser necesario)

Cereales: Arroz y avena, cocidos en forma de papilla.

Frutas: Plátano, manzana y durazno, en forma de jugos o purés suaves.

Mango, uva, papaya, melón, pera y ciruela pasa, cocidos o crudos sin azúcar.

Verduras: Chícharos, zanahorias y ejotes, en forma de jugos o purés.

Chayote y calabaza criolla, cocidos, sin sal.

Tubérculos: Papa y camote, cocidos en forma de puré.

Sugerencias de menú por semanas:

Primer Semana

Desayuno

Plátano, 3 cucharadas

Leche materna

Colación:

Plátano, 3 cucharadas

Leche materna

Comida:

Calabaza criolla, 12 cucharadas

Leche materna

Colación:

Leche materna

Cena:

Plátano, 3 cucharadas

Leche materna

Segunda semana

Desayuno

Puré de manzana, 6 cucharadas

Leche materna

Colación:

Puré de manzana, 6 cucharadas

Leche materna

Comida:

Puré de chícharo, 6 cucharadas

Leche materna

Colación:

Leche materna

Cena:

Puré de manzana, 10 cucharadas

Leche materna

Tercer Semana

Desayuno:

Puré de pera, 4 cucharadas

Leche materna

Colación:

Plátano, 4 cucharadas

Leche materna

Comida:

Arroz cocido, 6 cucharadas

Leche materna

Colación:

Leche materna

Cena:

Puré de chícharo, 2 cucharadas

Leche materna

Cuarta semana

Desayuno:

Durazno, 6 cucharadas

Leche materna

Colación:

Durazno, 6 cucharadas

Leche materna

Comida:

Arroz cocido, 6 cucharadas

Leche materna

Colación:

Leche materna

Cena:

Duraznos, 6 cucharadas

Leche materna

     
    x