-->
 

Alimenta a tus gemelos: técnicas y posiciones

Comentarios(0)
Martes 7 Agosto 2012 a 11:12

Hemos hablado en muchas ocasiones, sobre las ventajas que tiene la lactancia materna y en el caso de los partos múltiples, los hechos no varían pues tu leche protege a tus hijos contra diversas enfermedades, les proporciona una nutrición óptima para su desarrollo físico e intelectual y fomenta el vínculo afectivo entre los tres. Sin embargo, y por tratarse de dos bebés, es posible que tengas algunas dudas.

¿Será suficiente para ambos?

Sí, porque tu producción dependerá del estímulo que reciba el pecho y si en tu caso habrá dos o más bebés amamantando y extrayendo, producirás lo necesario sin necesidad de añadidos (fórmulas, tés o agua).

Recuerda que los alimentos “mágicos” (cerveza, levadura, atoles, entre otros) no funcionan y sólo te harán ganar peso. Si quieres aumentar el volumen, lo único que debes hacer es pegarte a tus gemelos.

Técnicas

Escoge la ropa adecuada. Recorta una playera vieja a la altura de los pechos, para que te funcione como “corpiño” así al lactarlos en la calle, tu espalda y abdomen no quedarán al descubierto

Recurre a las almohadas. Colócalas a cada lado de tu cuerpo para situar encima a tus hijos, una tercera en las piernas, los ayudará a sostenerse

Establece disciplina. Así lograrás que sus horas de sueño y alimento se sincronicen; si sólo uno despierta de noche, acostumbra al otro a hacer lo mismo

Utiliza el biberón sólo en casos de emergencia. Por ejemplo, si debes ir a trabajar y alguien más les dará de comer

Posiciones simultáneas

  • Sentada en la cama, uno en posición clásica y el otro en la de balón 
  • Ambos en forma tradicional con el cuerpo uno hacia el otro y sostenidos por cojines
  • Recostada de lado, uno de tus bebés sobre tu brazo y el otro encima de ti sosteniendo su cabeza 
  • Acostada boca arriba y ambos en postura de “esfinge” 
  • En paralelo y sus cuerpos hacia la misma dirección (izquierda o derecha) 

Aunque no lo creas, pedir apoyo en labores sencillas como bañarlos, arrullar a uno mientras el otro come, pasearlos, acercarlos a ti si estás dormida, entre otras, harán la diferencia pues te sentirás menos presionada y podrás disfrutar esta etapa con mayor facilidad.

     
    x