Bloqueador solar para bebés

Comentarios(0)

Para bebés de menos de 6 meses, se puede emplear bloqueador solar en la cara y las manos si no se cuenta con la sombra y ropa adecuados. Para niños más grandes, realiza una prueba de alergia aplicando un poco del bloqueador en la espalda antes de aplicarlo en el resto del cuerpo.

Aplícalo también con cuidado alrededor de los ojos evitando los párpados. Limpia las manos para evitar que al frotarse los ojos el bloqueador entre en contacto con ellos; si esto ocurre, límpiaselos con un paño húmedo. Si se presentara alguna reacción alérgica, sensibilidad o irritación prueba otra marca o bloqueador en barra o bloqueador con óxido de titanio u óxido de zinc. Si persisten las molestias, consulta a tu médico.

Al elegir un bloqueador, revisa que sea de amplio espectro, que cubra la protección para rayos UV de tipo A y B, con FPS 15 (Factor de Protección Solar). Aplica el bloqueador 30 minutos antes de exponerte al sol (requiere tiempo para interactuar sobre la piel) y en cantidad suficiente, cuidando de cubrir bien todas las zonas de exposición sobre todo cara, nariz, orejas, pies, manos y las partes posteriores de las rodillas.

Elige un bloqueador a prueba de agua, y vuelve a aplicarlo al cabo de dos horas regularmente, sobre todo si se estás en contacto con el agua. Además del bloqueador, puede aplicarse óxido de zinc como protección extra en nariz, pómulos, la parte alta de las orejas y hombros.

La razón para emplear bloqueadores es proteger contra la exposición al sol y no justifica la exposición por tiempo prolongado o frecuente.

     
    x