-->
 

Buenos hábitos para comer

Comentarios(0)
Viernes 14 Septiembre 2012 a 10:15

¿Cuántas veces sales de casa sin desayunar, comes en menos de 15 minutos o te premias con una gran cena para levantarte el ánimo después de un largo día de trabajo? 

Seamos honestas: el peso ideal es lo que más nos preocupa para vernos bien. Y aunque estamos conscientes de que la dieta y el ejercicio son definitivos, olvidamos que los hábitos alimenticios influyen más de lo que creemos.
 

Como te ves, te sientes

Para tener una buena salud, es importante no sólo cuidar lo que comemos, sino también la forma cómo lo hacemos. Por eso debemos tomar conciencia de nuestros hábitos a la hora de comer.

Sé disciplinada

Establece un horario regular para tus comidas. El sistema digestivo funcionará mejor porque tendrá bien establecidas sus horas de trabajo y de reposo, y tú podrás tener más control sobre tu forma de alimentarte.

Tómate tu tiempo

Comer demasiado rápido podría causar que lo hagas en exceso. Recuerda que al cerebro le toma 20 minutos recibir la señal de que te has llenado. Pon atención a las señales de hambre y saciedad antes, durante y después de la comida.

Mastica despacio para no ingerir más aire de lo normal, lo que provoca gases y sensación de hinchazón en el abdomen.

No olvides las reservas

Planea tres comidas al día y no te saltes ninguna. Un ayuno prolongado provoca que el organismo haga uso de otros elementos para obtener energía, como las proteínas, ocasionando un desequilibrio en las funciones hormonales del sistema digestivo.

Cambia las botanas y las golosinas que acostumbras entre comidas por frutas y verduras. La Asociación Americana del Corazón recomienda consumir cinco o más porciones al día.

Defiende tu estómago

Los más y los menos de tu dieta
  +  

  • Platillos al horno
  • Asados
  • A la parrilla
  • Al vapor 
  • Alimentos fritos
  • Empanizados
  • A la mantequilla
  • A la crema
  • Crujientes

  -  

Agua

  • Ayuda a la digestión y alivia el estreñimiento.
  • Toma entre 6 y 8 vasos de agua al día.
  • Evita tomarla mientras comes porque puedes diluir los jugos gástricos.

Alcohol

  • Estimula el apetito.
  • Según la bebida aporta distintos niveles de calorías pero sin nutrientes.
     

Fibra

  • Acelera el paso de los alimentos a través del estómago y de los intestinos, lo que previene el estreñimiento.

     

Sal

  • El uso excesivo de sal provoca que retengas líquidos y es un factor de hipertensión arterial.
  • No pongas sal en la comida antes de probarla y mejor sazona tus alimentos con jugo de limón o hierbas.

Incluye en tu dieta el consumo de probióticos, bacterias benéficas que brindan una protección contra enfermedades, ayudan a sintetizar algunos nutrientes y a restaurar el equilibrio de la flora intestinal alterada por la diarrea, las infecciones gastrointestinales o el consumo de medicamentos.

Haz ejercicio

Ten actividad física regular. El ejercicio permite  controlar el peso corporal, promueve una sensación de bienestar y reduce el riesgo de enfermedades como sobrepeso y obesidad.



CONSULTA A TU MÉDICO

Este documento fue creado con la información científica disponible al momento de su edición. Puede no concordar con estudios posteriores. Se recomienda consultar a un médico. Este contenido es informativo y no pretende sustituir la receta médica. La comunicación presentada es responsabilidad del autor y no refleja la opinión del patrocinador.

     
    x