-->
 

Cómo elegir un tiraleche

Comentarios(0)
Jueves 2 Agosto 2012 a 15:27

El tiraleche es todo un tema. Algunas mamás lo aborrecen y otras lo hacen parte íntima de la lactancia pues les permite seguir alimentando a sus hijos aún si están lejos o requieren atenciones especiales (por ejemplo si nacen prematuros o enfermos), sin embargo, sea cual sea tu motivo, es importante que conozcas las opciones y elijas el más adecuado para ti.

Tipos
Automático
Es de buena calidad y se recomienda para mamás con poco tiempo o una necesidad importante de extracción, pues la mayoría tiene la posibilidad de realizar una succión doble imitando naturalmente el movimiento de la lengua de los bebés. Funciona con pilas o corriente eléctrica.

Eléctrico o de motor
Tiene pocos ciclos por minuto y no los sigue automáticamente; si te decides por uno de estos, deberás detener la succión en cada lapso utilizando un botón pero tendrás como ventajas su bajo peso, su fácil transportación y que se activa con pilas. Te sugerimos comprar baterías recargables para disminuir los costos.

Manual
Se consigue en tiendas departamentales o farmacias y funciona con una palanca que deberás accionar según tu propia fuerza y velocidad; su inconveniente es que puede resultarte cansado o tedioso mientras descubres el ritmo adecuado que promueva la expulsión. Se recomienda para usos excepcionales o cuando vayas a un sitio donde no haya luz o se hayan terminado las pilas.

Características de un buen tiraleche

  • Te da comodidad. No importa la frecuencia de uso ni el método de succión
  • Es fácil de usar. Busca que traiga un instructivo
  • Tiene niveles ajustables de succión y velocidad. Debe permitirte ajustar la fuerza y rapidez sin lastimarte
  • Cuenta con un almacenaje libre de contaminación. Algunos incorporan un diafragma de silicón para crear una barrera de protección contra virus y bacterias
  • Es transportable. Puedes llevarlo incluso en la bolsa de mano o cuenta con un estuche práctico
  • Puedes lavarlo y esterilizarlo perfectamente. Escoge aquellos que impiden el flujo retrógrado de la leche hacia el tubo
  • Posee conos ajustables. Busca que incluya adaptadores para pezón y para el tamaño de tu pecho
  • Funciona con distintas fuentes de alimentación. Casi todos tienen un adaptador eléctrico pero hay unos que también pueden utilizarse con baterías o a la corriente de tu auto

Recuerda que puedes acercarte a tu médico para pedirle asesoría sobre marcas y modelos o bien, ponerte en contacto con alguna consultora de lactancia.

     
    x