¿Cómo puedo destetar a mi hijo de un año y medio de edad?

Comentarios(0)

Tengo un niño de 1 año y medio, quiero dejar de amamantarlo porque me muerde y duele, lo estoy haciendo poco a poco. ¿Qué me recomienda?
 

La forma en que lo estás destetando es la mejor, paulatinamente se irán acostumbrando ambos sin que se vuelva algo doloroso.

Las tomas de en la noche son las más difíciles de eliminar. En muchas ocasiones se cree que con quitarle el pecho al pequeño dormirá toda la noche y esto no es cierto.

Pasa lo siguiente, para el bebé el seno materno no solamente es un alimento como otro, sino que significa muchas cosas, dentro de ellas es un lazo afectivo entre tu y él. En muchas ocasiones lloran para que les des el pecho porque tienen frío, sueño, molestia en las encías, se sienten solos, tienen hambre, etc. Y poder darle el pecho es una forma segura de tranquilizarlos, porque en el momento de que los alimentamos, se sienten calientitos, amados y pueden satisfacer su necesidad de alimento y succión.

Por lo tanto te sugiero que primero termines de quitar las tomas del día y dejes al final las de en la noche.

Te puedo garantizar que es una gran herramienta y que es totalmente normal que tu bebé aún se despierte en la noche, de hecho todavía tardará un poco porque empiezan a pasar por la total comprensión de que tu y él son personas diferentes, tienen molestias de los dientes, en fin,

A continuación te escribo algunos tips que te pueden ayudar para continuar con tu proceso de destete.

Algunas pautas que pueden servir de ayuda para el momento en que empezamos el destete son:

- No ofrecer, no negar. Con esto nos referimos a que ya no ofreceremos nosotros el pecho, pero si alimentaremos al bebé cuando el lo necesita. Es común que una madre de pecho a su bebé cuando ella necesita un momento de tranquilidad, ( por ejemplo para hablar por teléfono) sin embargo, ahí se está cubriendo una necesidad de la madre, no del bebé.

- Anticiparnos a la hora de la tetada y suplirla ya sea con alimento o con algún paseo o diversión. En el caso de que el bebé sea menor de 12 meses, el pediatra deberá recomendar la fórmula más adecuada.

- Marcar Límites, por ejemplo, que el pequeño aprenda a que no se amamanta fuera de casa. Es muy importante explicarle como serán las cosas de ahora en adelante, sin importar la edad que tenga.

- Cambiar las rutinas, eliminando aquellas que le inciten a amamantar. Es posible que tengamos algún sillón preferido para sentarnos a lacatar a nuestro hijo, en ese caso, cambiar de lugar el mueble y evitar sentarnos en él, ya que para el bebé es sinónimo de que se le dará de comer.

- Solicitar la ayuda del padre, para ofrecer distracción cuando el bebé quiera comer.

- Posponer la tetada, por ejemplo, hasta la hora de dormir o a la hora de llegar a casa.

- Poco a poco hacer que las tetadas duren menos tiempo.

- Hacer acuerdos con nuestro pequeño cuando ya son mayores de dos años.

- La tetada para dormir es la mas difícil de eliminar, en ese caso será de gran ayuda tener una rutina para dormir, por ejemplo, a las 7 de la noche, bañarlo, cenar, contar un cuento y por último amamantar para dormir. En ese caso solamente se va haciendo más corta la tetada y los bebés aprenderán poco a poco a dormirse sin el pecho.

- Elegir el momento en que iniciaremos el destete, procurar que sea una etapa tranquila y sin enfermedades, ya que un bebé enfermo se aferrará mucho más al pecho materno, debido a los anticuerpos que ésta le proporciona a través de su leche.

Graciela Hess, consultora certificada en lactancia

     
    x