¿Depresión por infertilidad?

Comentarios(0)
Lunes 7 Mayo 2012 a 19:33

Las siguientes actividades fueron parte de un tratamiento contra la infertilidad que recibió un grupo de mujeres. Considéralos como una guía para mejorar tu relación mente/cuerpo de modo que puedas ayudarte si sufres depresión motivada por un problema de infertilidad.

Técnicas de relajación. El yoga, la meditación y la visualización son técnicas que te permiten alcanzar una adecuada estabilidad. Practica yoga, meditación o alguna otra actividad que te ayude a relajar la mente, pero no te contentes sólo con eso. Una buena opción es la hipnosis centrada en el cuerpo, que utiliza imágenes mentales. Los efectos hipnóticos de la visualización, acompañada de la relajación, pueden ser una técnica poderosa para la estimulación del centro emocional de tu cerebro (el sistema límbico) que regula la actividad hormonal y el equilibrio. Mediante esta técnica, tú puedes visualizar tu matriz en un estado de salud fértil. Se recomienda que acompañes tu sesión con música especial para relajarte, que te ayude a crear un ambiente interior propicio y que evoque en ti la experiencia de la concepción y el embarazo.

Expresión emocional. Liberar los sentimientos es condición necesaria para la relajación profunda. Si no liberas los sentimientos negativos y los miedos que experimentas, con probabilidad no podrás reprimir tus temores, lo que te llevará a la depresión.

Aprende a conocer lo que te causa ira, tristeza, miedo. Comparte tus ansiedades y sentimientos negativos con otras personas que experimentan sentimientos similares. Llora cuando te nazca hacerlo y verbaliza tu coraje conforme surja, no lo guardes. Liberar tus sentimientos te permitirá sentirte mejor posteriormente.

Haz una reestructuración cognitiva. Escribe tus sentimientos en un diario personal, por una parte para liberar aquello que te hace sentir mal, y por otra para enfocarte hacia tus metas deseadas. Por ejemplo, en vez de escribir: “Yo nunca tendré un bebé”, puedes decir: “Estoy haciendo todo lo habido y por haber con tal de concebir”.

Busca grupos de apoyo. Tu deseo es embarazarte y tu incapacidad para lograrlo pueden despertar en ti emociones negativas. Es más común que en estas circunstancias las mujeres experimenten sentimientos de incapacidad que la afecten a ella misma, así como a la relación de pareja y las relaciones interpersonales.

     
    x