Gastritis y colitis en los niños - 1º parte

Comentarios(0)

Gastritis en los niños

La gastritis es la inflamación aguda o crónica de la mucosa del estómago, que se produce por infección, irritación intestinal, consumo de medicamentos, dieta inadecuada (exceso de irritantes y ácidos) o estrés.

Aquí la mucosa gástrica está enrojecida, presentándose en diversas formas de imágenes rojizas en flama o hemorragias.

Puede ser que sólo una parte del estómago esté afectada o toda la esfera gástrica.

Cuando el intestino pierde su flora intestinal debido a una intolerancia alimentaria, diarrea o acción de antibióticos, pueden incorporarse bacterias patógenas y provocar una infección.

 

Diversos estudios han demostrado el papel de una bacteria llamada Helicobacter pylori en la gastritis crónica de niños y adultos, la cual debilita la cubierta protectora del estómago y el duodeno (primera parte del intestino delgado), permitiendo que los dañinos jugos digestivos irriten el revestimiento sensible de estas partes del cuerpo.

Esta bacteria sólo crece en los intestinos y generalmente se contrae en la infancia.

Síntomas

  • Dolor en la región superior del abdomen o alrededor del ombligo.
  • Acidez y ardor.
  • Náuseas y vómitos.
  • Insomnio por dolor o ardor.
  • Sensación de saciedad sin haber comido.

El tratamiento consiste en dar al niño antibióticos de una a dos semanas para combatir a la bacteria, junto con inhibidores de la producción de jugo gástrico que suprima la acidez.

Para evitar o aliviar la gastritis hay que cuidar la alimentación del niño, evitando los irritantes gástricos como picantes y bebidas azucaradas, los alimentos poco cocidos, los refrescos y la cafeína.

Colitis en los niños

La colitis o síndrome de colon irritable es la inflamación de la mucosa del colon (zona final del intestino grueso que se conecta con el recto), y ocurre tanto en niños como en adultos.

Este síndrome es ocasionado por una disfunción en la motilidad intestinal, es decir, una anomalía en el funcionamiento de los músculos y nervios del tracto gastrointestinal que genera dolor.

También se debe a otros factores como una alimentación inadecuada (comidas picantes, irritantes, azúcares) o el estrés escolar influyen en que los síntomas se acentúen. El nerviosismo y el estrés producen contracciones en los músculos del intestino grueso, aumentando con ello su sensibilidad ante la presencia de gas y los movimientos del sistema digestivo. Las consecuencias son: dolor abdominal tipo cólico, diarrea o estreñimiento.

Síntomas

  • Inflamación
  • Gases
  • Dolor abdominal
  • Diarrea
  • Urgencia para defecar
  • Sensación de defecación incompleta
  • Moco en las heces
  • Dolores de cabeza
  • Náuseas y mareo
  • Palidez
  • Dolor en las extremidades

Los niños con el síndrome de colon irritable a menudo no se sienten bien. Aquellos que tienen diarrea pueden tener la necesidad urgente de ir al baño y, por lo tanto, pueden avergonzarse, evitar ir a la escuela o socializar con compañeros de clase. Asimismo, pueden deprimirse o angustiarse.

¿Sabías que?

  1. Alrededor del 15% de niños en edad escolar y adolescentes tienen síntomas de dolor abdominal, al punto de interrumpir su rutina diaria.
     
  2. En un 33% de los adultos que tienen el síndrome de colon irritable, los síntomas se remontan a su niñez.
     
  3. La proporción de niñas afectadas por el trastorno es levemente mayor que la de niños.

¿Existe tratamiento para la colitis? Sigue leyendo

 

 

     
    x