Hombres en el parto

Comentarios(0)
Miércoles 23 Mayo 2012 a 12:45

Karla Lara, doula certificada por DONA International, dice que la soledad puede ser una importante fuente de ansiedad y dolor y que para evitarlo, la mujer tiene derecho a elegir a la persona (pareja, familiar, amiga o doula) que desee que la acompañe y apoye durante el parto y, ¡felicidades! Ése puedes ser tú.

Para empezar, asiste con ella a un curso prenatal, en donde te enseñen cuál es tu rol como acompañante y te hablen sobre cómo podrías sentirte ese día; si te preparas, la apoyarás de mejor manera.. 

¡Llegó la hora!

Cuando inicien las contracciones continuas estarán listos para comenzar a vivir esta experiencia, recuerda revisar el tiempo entre cada una y verifica si son frecuentes, más largas y cercanas entre sí. 

Durante el trabajo de parto:

  • Confía en tu capacidad para ser el compañero ideal 
  • Mantén la privacidad e intimidad: apaga los teléfonos, cierra las puertas y restringe el paso de personas ajenas
  • Procura el silencio. Si necesitas decirle algo, hazlo en voz baja y suave
  • Observa sus gestos y sé empático con sus emociones, de preferencia no hagas demasiadas preguntas y utiliza signos y señas no verbales
  • Apóyala si necesita caminar
  • Ofrécele agua o comida, incluso los trozos de hielo funcionan
  • Pon música relajante o muéstrale imágenes que la distraigan. Un mes antes, pídele que seleccione las canciones que desearía escuchar ese día
  • Acompáñala en la regadera o tina para tranquilizar las molestias
  • Sugiérele utilizar las técnicas que aprendieron durante el curso y que le darán confort como balancearse, cantar, soplar, cambiar de postura, respirar para reducir las náuseas o mareos y oxigenar el cuerpo y al bebé
  • Dale masajes en la zona lumbar (presiona con fuerza el músculo tenso) para calmar el dolor
  • Mantén el contacto visual
  • Abrázala mucho, dile que la amas y toma su mano
  • Recuérdale que es muy fuerte y apta para lograrlo
  • No te tomes nada personal, ningún comentario e instrucción
  • Restringe las visitas y preguntas inoportunas
  • Menciónale que ya ha pasado lo más difícil y que pronto conocerán a su hijo
  • Invítala a entregarse a lo que siente, que se abra, que deje salir al bebé y que no se resista
  • No te separes, evita ser sólo el fotógrafo y conviértete en un medio más para que ella y el bebé luchen 

En el nacimiento

  • Recibe a tu bebé con caricias, besos y palabras de bienvenida
  • Agradécele por el esfuerzo y por ser valiente
  • Si tienes miedo de cargarlo, hazlo cuando estés más tranquilo y seguro
  • Procura su bienestar psicológico y asegúrate de que estén las personas que ella necesite, no más
  • Vuelve a decirles que los amas a ella y al bebé
  • Invita a los presentes a mantener la intimidad, el silencio y la armonía 
  • Come y duerme bien

Recuerda que tu papel es importante. En estos primeros meses de vida, los expertos coinciden en que el papá es quien se encarga de mostrar a su pareja e hijo que son dos personas diferentes y no una sola, como sucedió en el embarazo.

Agradecemos la colaboración de Karla Lara, instructora en psicoprofilaxis perinatal por la Universidad de La Salle y doula certificada por DONA International. Puedes escribirle a karlalara70@hotmail.com. 

     
    x