Importancia del contacto piel a piel

Comentarios(0)
Lunes 20 Agosto 2012 a 11:05

La evidencia científica ha demostrado que amamantar a tu bebé inmediatamente después del nacimiento lo beneficia física y emocionalmente pues siente tu presencia, nivela su temperatura corporal y recibe las propiedades del calostro, entre otras.

La importancia de esta cercanía atiende a que los recién nacidos al igual que el resto de los mamíferos, tienen la necesidad psicológica de permanecer junto a su madre por ser “lo más parecido” al espacio en el que permanecieron durante la gestación y está comprobado que quienes son separados de ella sufren altos grados de estrés.

Por qué mantenerlo cerca de ti

  • Haces que su ritmo cardiaco y presión arterial disminuyan
  • Le proporcionas tu propia colonización de bacterias, necesaria para protegerlo de infecciones
  • Estimulas su aprendizaje temprano de succionar, tragar y digerir
  • Ayudas a tu útero a recuperarse 
  • Segregas endorfinas y oxitocina, hormonas conocidas por sus efectos de tranquilidad y bienestar
  • Le brindas la oportunidad de reconocer tu olor e iniciar su vínculo 
  • Disminuyes su necesidad de oxígeno extra, pues lo obtiene al prenderse de tu pecho
  • Elevas su nivel de azúcar en la sangre
  • Contribuyes a que aprenda a lactar y expresarse cuando tenga hambre
  • Regulas su temperatura corporal 
  • Promueves la estabilización de su metabolismo, incluso si es prematuro
  • ¡Mereces vivir este momento con él!

Aun si no estuvieron cerca después el parto, en cuanto lleguen a casa promueve el acercamiento y déjalo recargar sus manos sobre ti; asegúrate de que estén lejos de corrientes de aire y disfrútalo.

¡Visita nuestro Mes de lactancia materna!

     
    x