-->
 

Las consecuencias de tomar un refresco al día

Comentarios(0)

  • Un refresco al día, aunque sea light, podría originar problemas del corazón y obesidad abdominal.
  • Personas que toman dos o más refrescos a la semana tienen doble riesgo de sufrir cáncer de páncreas.
  • Las cantidades de azúcar que proporciona el refresco provoca un aumento de medio kilo a la semana.

México ocupa el segundo lugar a nivel mundial en el consumo de refresco pero también en obesidad.

De acuerdo con distintas investigaciones, beber más de un refresco a la semana, además de contribuir al sobrepeso, podría ser un factor para desarrollar problemas del corazón, presión arterial y cáncer de páncreas.  

"Consumir uno o más refrescos al día está asociado con un incremento del riesgo de desarrollar síndrome metabólico (un conjunto de factores de riesgo para el corazón, como hipertensión u obesidad abdominal), independientemente de si la bebida es normal o 'light'", explican los científicos de la Universidad de Harvard.

Los científicos estadounidenses analizaron los hábitos de 6 mil personas que habían participado anteriormente en un estudio para evaluar la salud de su corazón.

La investigación también puso de manifiesto que la probabilidad de padecer hipertensión, obesidad o problemas de colesterol también se incrementaba considerablemente entre los amantes del refresco.

Pese a ello la investigación no ha podido averiguar cuál es la causa de esta probable relación entre los refrescos y el síndrome metabólico.

Estudios previos habían remarcado que un consumo elevado de refrescos era perjudicial por el incremento en la ingesta de calorías que conlleva. De hecho, el refresco aumenta el consumo de azúcar diario de 5 a 25 cucharaditas, lo que equivale a 500 kcal de más.

Las cantidades de azúcar que proporciona el refresco provoca un aumento de medio kilo a la semana y al año 24 kilos.

Por su parte una investigación publicada por Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention sugiere que las personas que beben dos o más refrescos a la semana podrían tener doble riesgo de desarrollar cáncer de páncreas mortal, en comparación con los que no lo hacen.

"Los refrescos se relacionan con un mayor riesgo de cáncer pancreático", advirtió Noel Mueller, autor principal de un estudio.

El experto aclara que el estudio se basó en la observación por lo que no pueden especular demasiado sobre la relación entre el refresco y este tipo de cáncer. Sin embargo, posiblemente podría deberse a los efectos de la hormona insulina.

Por su parte, Eric Jacobs, director estratégico de la Sociedad Estadounidense del Cáncer, indica que aunque el estudio cuenta con un buen diseño es más pequeño que algunas investigaciones anteriores que no encontraron ninguna relación entre los refrescos endulzados y el cáncer de páncreas.

Es así que dicho estudio no es para alarmar excesivamente a las personas.

Otro de los aspectos que encontraron los investigadores fue que las personas que bebían refresco también tenía otros hábitos como fumar, lo que podría aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de páncreas.

El estudio fue una colaboración entre la Universidad de Minnesota y la Universidad Nacional de Singapur.

En el análisis participaron más de 60 mil personas de mediana edad, originarias de Singapur.

     
    x