-->
 

Menús a partir del año de edad

Comentarios(0)
Miércoles 22 Septiembre 2010 a 15:41

Por Marybel Yáñez, nutrióloga

Su primer año terminó, ha probado tu leche y las papillas que le preparaste. Pero, ¿qué le falta por comer? Seguramente tendrás algunas dudas respecto a su alimentación, y eso también es parte de ser mamá.

Durante esta etapa su cuerpo ya está lo suficientemente maduro para recibir otro tipo de alimentos en diferentes preparaciones. Sin embargo, es importante que antes de incluir algún alimento nuevo en su dieta pruebes poco a poco su tolerancia a éste para evitar alergias y otras complicaciones.

A continuación encontrarás algunos de los mitos más comunes sobre lo que debes y no darle darle de comer durante en esta etapa, tal vez los has escuchado de tu mamá o de algunas amigas:

Mito Realidad

No puede tomar leche de vaca

A esta edad tu hijo ya puede consumir leche de vaca fresca o en tetra pack porque su estómago ya tiene las enzimas necesarias para degradarla.

Continuar con leche de fórmula

Es necesaria sólo para aquellos niños que no han llegado a su peso ideal y necesitan este tipo de leches enriqueceidas.

Debe de tomar mínimo tres vasos de leche

Los beneficios de tomar leche se deben al calcio que aporta, sin embargo, no es una bebida hidratante. Tomar demasiada durante el día puede ocasionar obesidad por exceso de calorías.

Evita que coma huevo, nueces, chocolate o café

Esta etapa es de aprendizaje, así que puedes darle  de vez en cuando un poco de estos alimentos. Hacer un balance de todo lo que comemos es mejor que pensar si existen alimentos buenos o malos.

No debes darle papitas, refrescos o caramelos

Recuerda que siempre es momento de iniciar con los hábitos a la hora de comer, así que puedes ofrecérselos en algunas ocasiones, sin utilizarlos como premios o castigos.

Cocina sin azúcar, sal o condimientos

A esta edad ya puedes empezar a agregar condimentos en la preparación de sus alimentos pero de con moderación para que se vaya acostumbrando a los nuevos sabores. Evita condimentarlos en exceso pues en esta etapa adquirirá los hábitos para toda la vida.

Enseguida encontrarás tres menús con algunas ideas de cómo combinar los alimentos que ya puedes agregar a su dieta:
 

 Hora Menú 1 Menú 2 Menú 3
Desayuno
  •  2 panes integrales con 1 cda. de mermelada
  • 1 vaso de leche
  • 1 durazno
  •  ½ taza de cereal de granos enteros de avena
  • 1 vaso de leche
  • 1 plátano
  • 1 hot cake
  • 1 vaso de leche
  • 1 taza papaya con limón y sal
Colación
  • 1 bebida láctea fermentada con Lactobacillus casei Shirota
  • 10 uvas sin cáscara
  • 1 alimento lácteo fermentado con fruta
  • ½ manzana
  • 1 queso tipo petit suisse
  •  ½ plátano
Comida
  • ½ taza de sopa de letras con zanahorias
  • ½ bisteck empanizado de res o 2 croquetas de atún empanizadas
  • 1 gelatina
  •  Agua de limón
  • ½ taza de arroz rojo con verduras
  • 4 nuggets de pollo
  •  Agua de sandía
  • ½ taza de caldo de pollo
  • ¼ taza de arroz rojo
  • Verduras cocidas
  • 1 pierna de pollo desmenuzada
  • Agua de tamarindo
Cena
  • 1 quesadilla
  • 1 vaso de leche
  • 1 pan con queso crema
  • 1 vaso de leche
  • 1 rebanada jamón
  • Verduras cocidas (zanahorias, chayote)
  • 1 vaso de leche

Algunas cosas que ya puedes utilizar para preparar sus alimentos son:

  • Pimienta negra
  • Sal
  • Azúcar
  • Grasa o aceites
  • Consomé de pollo
  • Salsa inglesa
  • Perejil, cilantro o hierbas frescas
  • Verduras en guisados que darán mucho sabor.

Recuerda que cada niño es diferente y las cantidades que se dan no son un patrón exacto, éstas dependerán de su desarrollo y crecimiento en el primer año.

Tu labor en esta etapa es presentarle los alimentos de otra forma distinta, divertida y con más sabor. Evita obligarlo a comer las mismas cantidades que sus hermanos más grandes o sus compañeros de la escuela, los niños tienen su centro de saciedad bien controlado, por lo que ellos, mejor que nadie, sabrán cuando están satisfechos.

Si existe algún alimento que no quiere comer busca una forma de presentárselo, los niños se sienten atraídos por alimentos llenos de color y de formas divertidas. 

     
    x