Navidad después del divorcio

Comentarios(0)
Lunes 11 Junio 2012 a 15:56

El término de un matrimonio no es una experiencia agradable y si coincide con la época decembrina, podría empeorar, sin embargo es posible combatir la tensión y lograr que tus hijos la pasen bien. 

1. Platíquenlo con antelación

Exponle a tu ex los planes que tienes para esta temporada y permítele que te cuente los suyos; de la comunicación y el común acuerdo dependerán las soluciones amables. Cítense solos en un sitio neutro 

2. Sé flexible

Hablar abiertamente y tener flexibilidad son las llaves para evitar las peleas que suelen desatarse un día antes de Nochebuena. Recuerda que si te llenas de rigidez y cerrazón, no sólo estás “castigando” a él, también a los niños 

Heather Belle y Michelle Fiordaliso autoras del libro Everything You Always Wanted to Know About Ex sugieren poner los pies en la tierra y dejar el ego fuera, tus resentimientos nada tienen que ver con esas personas que los necesitan

3. Considera celebrar juntos

Si tu separación fue amistosa, nunca descartes pasarla en familia; incluso si alguno de los dos tiene una nueva pareja, podrían tener una convivencia pacífica en la que reine el respeto y darle el buen ejemplo a quienes lo necesitan

En caso de que te sea imposible estar de tu ex, al menos muestra un buen semblante delante de los niños y recuérdales que ellos son lo más importante

4. Pide tu turno

Proponle a tu ex estar con los niños por turnos: tú velos en Navidad y deja que él se los lleve en Año Nuevo; al año siguiente pueden cambiar la dinámica. Otra opción es que el mismo día festivo, tú pases por ellos en la mañana y lo regreses al atardecer 

5. Sé un buen ejemplo

No uses estas fechas como la excusa perfecta para mostrarle quién tiene el poder; piensa que quizá algún día a ti te toque estar lejos y no te gustaría que te tratara así; si tú estarás con ellos, considera agendar llamadas y enviar fotografías por mail

6. Decide 

Aunque suene impositivo, es lo mejor que puedes hacer por los niños: si les pides que escojan entre uno y otro, se sentirán presionados y culpables por no preferir al otro y es poco probable que tengan un recuerdo grato

Considera que dejar a un lado los sentimientos negativos es la parte más pesada pero, ser consciente de que por querer ganar, privaste a tus hijos de pasar unas fiestas decembrinas increíbles, te costará mucho más. 

     
    x