Nutre su sonrisa

Comentarios(0)
Lunes 6 Agosto 2012 a 10:57

Cuando se habla de alimentos para el cuidado de los dientes, inmediatamente pensamos en tomar leche. Pero, si bien los lácteos ayudan al adecuado desarrollo dental, no son nuestros únicos aliados. Existen otras comidas que también brindan grandes ventajas.

Para mantener una sonrisa bella y sana, lo básico es contar con buenos hábitos de higiene y tener una dieta balanceada que sea rica en:

1. Lácteos

La leche y sus derivados, como yogurt, queso y mantequilla, son ricos en calcio y fosfatos  esenciales para fortalecer huesos y dientes. También ayudan a recuperar los minerales perdidos.

2. Fibra

Tiene un efecto limpiador en la boca porque estimula la producción de saliva, la cual es la mejor defensa natural contra la caries y las enfermedades de las encías. Gracias a su contenido de calcio y fosfato, la saliva neutraliza los ácidos y las enzimas que atacan a los dientes, mientras ayuda a restaurar el esmalte dañado. Además, masticar alimentos altos en fibra como zanahoria, manzana, naranja y cereales proporciona masaje a las encías.

3. Frutas, verduras y carne

Son excelentes fuentes de nutrientes como minerales y vitaminas que ayudan a la formación y protección de los dientes. ¡Tómalos en cuenta!

Nutriente Beneficios Obtenlos
Calcio Ayuda a la formación de huesos y dientes, además de fortalecerlos. Lácteos, brócoli, nabo, mostaza, almendras, salmón, sardina
Vitamina A Contribuye a la calcificación dental y a la conservación del esmalte. Toronja, zanahoria, espinaca, calabaza, papa, brócoli, huevo, aceite de hígado de bacalao
Vitamina C Mantiene las encías sanas y cuida el tejido blando de los dientes. Cítricos, fresa, kiwi, mango, papaya, tomates, papa, pimientos, espinaca
Vitamina D Favorece la absorción del calcio. El cuerpo la produce cuando se expone al sol. Lácteos, cereales, hígado, pescado, aceite de hígado de bacalao
Flúor Endurece el esmalte dental y ayuda a prevenir la caries. Inhibe la proliferación de bacterias bucales. Agua, té verde

  

Evítalos para sonreír 

  • Azúcares y almidones. Al combinarse con estas sustancias, las bacterias de la boca producen ácidos que afectan el esmalte dental y provocan la aparición de caries. En especial hay que evitar las golosinas pegajosas que se adhieren por más tiempo a los dientes.
  • Bebidas carbonatadas. Además del daño que causan por su cantidad de azúcar, estas bebidas contienen ácidos que contribuyen tanto a la erosión como al debilitamiento del esmalte.
  • Demasiados snacks. La frecuencia de las comidas influye en la producción de bacterias y ácidos bucales que pueden deteriorar los dientes.

Recuerda que una buena higiene puede ayudar a prevenir la caries. Procura cepillar tus dientes después de cada comida y acude regularmente al dentista.

     
    x