-->
 

El parto respetado

Comentarios(0)
Lunes 21 Mayo 2012 a 13:38

Llamado también parto suave o humanizado se refiere a aquel que respeta la libertad de las mujeres o parejas para decidir dónde, cómo y con quién parir, y cuánto tiempo necesitan para hacerlo. Básicamente se reconoce como un proceso natural, que:

  • Favorece la posición y movimiento que la mujer necesita para encontrar la comodidad durante el parto (en cuclillas, en agua, semisentada, etc.).
  • Evita intervenir de forma mecánica o rutinaria con anestesias como la epidural, a menos que se presente una situación de riesgo. Para calmar el dolor se utilizan compresas calientes, masajes y técnicas de respiración
  • Recomienda que uno o más acompañantes brinden apoyo emocional
  • Respeta el ambiente de intimidad
  • Permite que el bebé y la madre estén juntos el tiempo que necesiten

Desde 2003, la Asociación Francesa sin fines de lucro AFAR (Alliance Francophone pour l’Accouchement Respecté) impulsó la Semana mundial del parto respetado, en la que cada mayo, se debaten temas como la episiotomía (2004), el entorno amoroso durante el parto (2007) y el derecho a nacer y parir cómo, dónde y con quién quieras (2011). En 2012, el eje principal del movimiento es el nacimiento y la economía.

De acuerdo a la Secretaria de Salud (SSA) en México “humanizar el embarazo y parto se ha descuidado en forma importante en las instituciones de salud, determinado en parte por la sobredemanda de servicios obstétricos… El objetivo es impulsar el nacimiento natural, reducir el número de cesáreas y en particular concentrar la capacidad médica y tecnológica en casos graves o complicados para evitar muertes maternas.”

Lo ideal es que se atiendan partos con procesos naturales, mínima intervención médica y una gran carga emotiva de apoyo a la paciente, pues se favorece la economía, la lactancia exclusiva y el desarrollo adecuado del niño en sus primeras etapas.

     
    x