Revista bbmundo

Suscríbete
Síguenos
Facebook
Twitter
Google +

Ductos obstruidos y mastitis

Ductos obstruidos

Si ves un punto blanco o sientes bultos pequeños y duros alrededor del pecho, puede tratarse de una obstrucción en los conductos lactíferos.

Para controlar el malestar, vigila que tu hijo succione de forma correcta y mientras esté mamando, date un masaje suave en el área adolorida. Si continúas incómoda después de vaciarlos, puede tratarse de una infección o mastitis.

Infección de glándula mamaria (mastitis)

Generalmente surge como consecuencia de la congestión de uno o ambos pechos, lo cual puede causar obstrucción de conductos lácteos y que, con el calor corporal, se vuelva un medio de cultivo para el desarrollo de bacterias propias de la piel. Algunos síntomas son:

  • Dolor
  • Fiebre
  • Debilidad
  • Zonas sensibles, calientes y enrojecidas
  • Náuseas y vómitos

Inicialmente el tratamiento es como en la congestión, se debe continuar lactando a menos que se presente dolor persistente, reposar en cama, ingerir muchos líquidos, utilizar ropa holgada y de acuerdo a la gravedad del cuadro, recibir antibióticos y analgésicos.

Artículos relacionados