Revista bbmundo

Suscríbete
Síguenos
Facebook
Twitter
Google +

Regálale una sonrisa saludable

regalale-una-sonrisa-saludable
Además de ayudarnos a lucir una gran sonrisa, tener dientes sanos es esencial para una buena nutrición y el adecuado desarrollo del lenguaje.

Por eso, sin importar la edad de tu hijo, debes inculcarle buenos hábitos para que aprenda a cuidar sus dientes y goce una vida más saludable.

Cuestión de higiene

El problema dental más común de la infancia está relacionado con la higiene, se trata de la caries dental. Al menos 6 de cada 10 niños la padece.

Es difícil detectarla porque provoca dolor hasta que el diente se ha fracturado o la lesión es tan profunda que afecta al nervio. Si no es tratada oportunamente, puede provocar una infección o un daño a las estructuras internas del diente que pueden causar que éste se fracture.

La caries en los dientes de leche puede alterar el desarrollo de los dientes permanentes.

¿Cómo se forma la caries?

Todo comienza con la formación de la placa bacteriana en los dientes, la cual es una sustancia pegajosa que se adhiere a ellos por efecto de los residuos de comida, la acción de las bacterias, los ácidos y la misma saliva.

Esta placa está relacionada con la aparición de caries, sarro y otros problemas en las encías como la gingivitis. Empieza a acumularse 20 minutos después de comer, tiempo en el que las bacterias están más activas.

Si no se remueve por completo, los ácidos empiezan a disolver el esmalte de los dientes y la caries empiezan a surgir.

Azúcar, el gran enemigo

El azúcar ayuda a que las bacterias de la boca se multipliquen porque la utilizan como alimento para crecer. Por eso, la frecuencia y el tiempo que permanece el azúcar en la boca son factores determinantes en la aparición y complicaciones de las caries dentales.

Prevención

La mejor manera de cuidar los dientes de tu bebé es tener buenos hábitos de higiene, además de llevar una dieta equilibrada.

 
Edad Cuidando su sonrisa
0-5 meses · Después de cada comida y antes de acostarlo, limpia sus encías con un paño limpio y  húmedo.· No lo acuestes con su biberón, sobre todo si éste tiene líquidos endulzados.
6-11 meses · Una vez que empiecen a brotar los dientes, lávalos diariamente por lo menos dos veces al día, especialmente antes de acostarse.· Utiliza un cepillo cerdas redondas y suaves, y un poco de agua. No uses pasta dental porque tu bebé aún no está listo para escupirla y podría tragársela.· Es la etapa más recomendable para desalentar el hábito del chupón, ya que si se usa después de los dos años puede generar problemas como la desviación de dientes.
1-2 años · Está listo para la pasta dental. Usa una  pequeña cantidad aproximadamente del tamaño de un chícharo. Elige una que tenga flúor.· Programa su primera vista al dentista.
Más de 2 años · Supervisa que se lave los dientes hasta que haya mejorado su coordinación motriz, entre los 7 y los 8 años.· Limita lo que come entre comidas, especialmente los dulces o los alimentos muy azucarados.

Cambia su cepillo dental cada tres meses o antes si notas que está muy desgastado. ¡No olvides llevarlo al dentista cada 6 meses!