¿Partera o ginecoobstetra?

Redacción bbmundo · 31 agosto, 2017

Conoce las principales diferencias y elige quién traerá a tu bebé al mundo.

Muchas de nosotras hemos escuchado hablar de las parteras, pero en realidad pocas sabemos qué significa ser partera y cuál es la diferencia entre una de ellas y un ginecoobstetra.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ratifica la definición de partera certificada como la persona que, habiendo sido admitida en forma regular en un programa educativo de partería debidamente reconocido en el país en el cual se encuentra, ha completado satisfactoriamente los estudios y ha adquirido la preparación necesaria para diplomarse o la autorización legal para asistir un parto.

La partera debe ser capaz de brindar la supervisión, la asistencia y el asesoramiento necesarios a las mujeres durante el embarazo, el trabajo del parto y el periodo de posparto, así como brindar asistencia al recién nacido y al lactante.

Esta atención incluye medidas preventivas, la detección de trastornos en la madre y el niño, asistencia médica y la ejecución de medidas de urgencia en ausencia de ayuda médica.

Su práctica puede ejercerse en hospitales, consultorios, unidades sanitarias, domicilios o en cualquier otro servicio.

 

 

Ginecoobstetra vs partera

 

¿Cuál es entonces la diferencia entre una partera y un ginecoobstetra? Una de las principales diferencias es que una partera es capaz de manejar un menor número de complicaciones -como presión alta, diabetes o problemas cardiacos-, que un especialista (ginecoobstetra).

Sin embargo, para muchas mujeres las parteras son una opción bastante confiable y coinciden en que la diferencia está en el trato que (según su experiencia) es más personal, no sólo en el parto sino después del nacimiento del bebé. Además de que sus servicios no son tan costosos comparados con los de un ginecoobstetra.

Sin duda, las parteras abarcan diversos aspectos y etapas del embarazo: hacen que las mamás se integren y estén conscientes de los cambios hormonales y emocionales que vivirán durante este período tan maravilloso.

La partera tiene una tarea importante en la educación y el asesoramiento sanitario, no sólo de las mujeres, sino también de la familia y la comunidad. Su trabajo debe incluir la educación prenatal y la preparación para la paternidad, y extenderse a ciertas áreas de la ginecología, la planificación familiar y la asistencia del niño.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...