Revista bbmundo

Suscríbete
Síguenos
Facebook
Twitter
Google +

Los mitos más populares sobre el embarazo

los-mitos-comunes-embarazo
Probablemente conforme avanza tu embarazo y más familiares y conocidos se enteran de tu estado, las comentarios y consejos al respecto también aumentan.

No tomes a mal las opiniones de los demás sobre qué hacer y qué no durante los siguientes meses, pues la gente sólo quiere ayudarte a disfrutar más de esta etapa.

Sin embargo, no pierdas de vista que los tiempos han cambiado y que mucho de lo que antes se creía, hoy en día se sabe que es falso.

¿Tienes dudas sobre qué hacer o evitar durante tu embarazo? ¿Qué es verdad y qué es mentira de todo lo que te dicen? No dejes de leer los siguientes mitos.

  • Teñirse el cabello durante el embarazo afecta al bebé

No existen indicios que sostengan científicamente esta afirmación. En todo caso, lo que sí puede ocurrir es que debido a los cambios hormonales característicos de esta etapa puedas manifestar alguna reacción alérgica al tinte, por lo que debes estar atenta a cualquier síntoma de irritación cutánea.

Sugerencia: Utiliza productos que contengan ingredientes naturales.

  • No debes utilizar computadoras ni fotocopiadoras

¡No es cierto! Lo único que puede afectarte de la computadora son las luces emitidas por los tubos fluorescentes del monitor, que favorecen una mayor pigmentación de la piel.

Sugerencia: Utiliza un protector de pantalla o aplica sobre tu rostro un bloqueador solar.

  • Las relaciones sexuales durante el embarazo pueden hacerte perder al bebé

Salvo que tu embarazo sea uno de los que se conocen como de “alto riesgo”, no es necesario que suspendas tu vida sexual, sino hasta poco antes del parto.

Sugerencia: Consulta a tu médico para saber si existe algún riesgo por mantener relaciones sexuales con tu esposo y sobre qué posiciones serán más cómodas para ustedes.

  • Si tu panza es redonda tendrás una niña y si está puntiaguda será un niño

Falso. La forma de la panza de una embarazada la determina el útero, según va creciendo. Si aparece alguna zona más sobresaliente que otra es por la ubicación y el tamaño del bebé, independientemente del sexo.

Sugerencia: Para saber el sexo de tu bebé puedes practicarte un ultrasonido a las 16 semanas de gestación, aunque el resultado será más confiable a las 22 semanas.

  • Si tienes mucha acidez durante el embarazo tu bebé nacerá con mucho cabello

Sencillamente, esto no es verdad. No hay una relación directa entre una cosa y la otra. Por otro lado, la producción de ácido clorhídrico y pepsina, necesarios para la buena digestión, disminuye durante el embarazo. Los músculos del estómago pierden tono y se vuelven más flácidos, lo que disminuye su capacidad para contraerse.

Como resultado, el estómago tarda más en vaciar su contenido en el intestino. Estos factores, sumados al cambio de posición del estómago durante la gestación, hacen que el contenido intestinal regrese al estómago, como consecuencia puedes experimentar intolerancia a los alimentos grasosos, indigestión, molestias en la parte superior del abdomen y agruras.

Sugerencia: Evita los alimentos fritos o muy condimentados, así como los dulces y postres pesados. Procura comer cantidades pequeñas, masticarlas bien y no dejar pasar demasiado tiempo entre comidas.

  • Cuando una mujer siente mucho malestar durante el embarazo, se dice que se trata de un embarazo complicado

Las náuseas, el cansancio, la sensibilidad en los pechos y otras molestias, no tienen ninguna relación con que el embarazo se esté desarrollando con problemas. Todo lo contrario, algunos estudios sugieren que las mujeres que presentan una sintomatología más pronunciada tienen menos riesgo de sufrir un aborto espontáneo.

Sugerencias: Para eliminar cualquier duda acerca del estado de tu embarazo, realiza visitas periódicas a tu obstetra.

En cuanto a las náuseas, te sugerimos que comas unas galletas antes de levantarte de la cama, que tomes comidas ligeras y frecuentes -sobre todo carbohidratos- y que te hidrates constantemente con agua y jugos naturales. Para evitar sentirte sin energías, toma pequeñas siestas de media hora cada cinco horas y duerme todo lo posible por la noche.

  • Durante el embarazo hay que comer por dos

¡Cuidado con este mito! Ten en cuenta que solamente debes aumentar entre 9 y 14 kilos en toda la gestación. Más que consumir calorías en exceso, debes poner especial atención en consumir la cantidad (y calidad) de nutrientes que necesitan tu bebé y tú para que el embarazo progrese correctamente.

Sugerencia: Consulta con tu médico acerca de las necesidades nutricionales durante el embarazo y mantente al tanto del peso que vas ganando en cada trimestre.

  • Los alimentos picantes inducen el trabajo de parto

Estos alimentos no sólo no inducen el trabajo de parto, sino que además, consumir picantes en exceso puede irritar la piel de tu bebé, causándole salpullido en la cara, que se asemeja mucho al acné infantil.

Sugerencia: Consume picantes con moderación, sólo para quitarte el antojo.

  • Los masajes con aceites o cremas evitan la aparición de estrías

Lo sentimos, pero hay que decirlo: No hay nada más lejano a la realidad que este mito. La verdad -nos guste o no- es que las estrías están determinadas por la herencia genética y el tipo de piel, entre otros factores externos a nuestra voluntad.

Sugerencia: No está de más que por el simple placer de masajear tu panza apliques cuantas cremas y aceites quieras usar. Cómo reacciones ante estas líneas poco estéticas dependerá en gran medida de cómo las veas, ya que puedes sentirte apenada o lucirlas sin complejos, pues son las “marcas de la maternidad”.

  • Los movimientos del bebé se pueden sentir desde los dos meses de embarazo

En esta etapa de la gestación, es más probable que el feto flote tranquilamente en lugar de moverse en forma activa, así es que es difícil que la futura mamá sienta algún movimiento en su abdomen.

Sugerencias: ¡Ten paciencia! Comenzarás a sentir los movimientos de tu bebé entre la semana 16 de embarazo (cuatro meses) y la semana 20 (cinco meses).

Artículos relacionados