Revista bbmundo

Suscríbete
Siguenos
Facebook
Twitter
Google +

Virus del Papiloma Humano y embarazo

El Virus del Papiloma Humano genital (VPH) es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente en el mundo pues se estima que mínimo 50% de las personas activas lo padecen al menos una vez en su vida.

Hay alrededor de 40 tipos y aunque algunos desaparecen antes de desencadenar otros problemas de salud, algunos se caracterizan por ser de:

  • Bajo riesgo, provocan verrugas
  • Alto riesgo, causan cáncer

¡Alerta!

Su peligrosidad radica en que es un padecimiento asintomático por lo que puede transmitirse aun cuando la persona no presente signos y desarrollarse hasta ser convertirse en una enfermedad mortal. Para minimizar el riesgo:

  • Exige el uso de condón desde el inicio hasta el final de cualquier relación (vaginal, anal u oral) pues el contagio puede ocurrir por el simple contacto de los genitales aunque no haya un intercambio de fluidos
  • Limita el número de parejas y de preferencia elige a las que hayan tenido pocas
  • Consulta al ginecólogo al menos una vez al año para que te realice los exámenes de rutina entre ellos el papanicolau y la colposcopía


Durante el embarazo

Si estás planeando tener un bebé, realiza un chequeo de salud reproductiva para que tu médico descarte o trate cualquier anomalía. En caso de que ya lo estés y acabes de ser diagnosticada, evita angustiarte y sigue sus instrucciones pues es importante que:

  • Te evalué en el primer y último semestre para ver que no progrese hacia un cáncer invasor
  • Extirpe las verrugas que puedan llegar a sangrar, ocluir la uretra o hacer que el canal vaginal pierda elasticidad para el parto
  • Practique la cesárea para que tu bebé no entre en contacto con las secreciones contaminadas y desarrolle la aparición de verrugas en las vías respiratorias denominada papilomatosis laríngea
  • Si la lesión permanece estable debe revisarte dos meses posteriores al parto

Recuerda que el VPH no imposibilita el embarazo y que los tratamientos como el láser, la electrocirugía y criocirugía son métodos seguros y eficaces que deben preservar la anatomía y la función de los órganos reproductivos.

La vacuna

La dosis se administra en tres inyecciones en un periodo de seis meses y protege contra algunos de los VPH más comunes.

Si tienes hijos de 11 o 12 años, solicítala a su pediatra ya que la respuesta inmunitaria es mejor a esa edad. Para el resto, es importante que el médico evalúe su beneficio potencial según cada caso.