Mantengamos a los abuelos de pie

Redacción bbmundo · 27 noviembre, 2015

La osteoporósis es una enfermedad crónica degenerativa.

Al interior de las familias mexicanas los abuelos han jugado un papel sobresaliente en el desarrollo y educación de los nietos; en principio,  aportándoles apoyo emocional y cuidados, además de transmitirles valores y enseñanzas. Muchas veces los abuelos también fungen como mediadores en momentos familiares donde hay discrepancias, fomentando la comunicación entre padres e hijos. Con el papel tan importante que los abuelos juegan en la familia, su salud es un tema que debe ser prioritario para toda la familia. Uno de los principales padecimientos que puede limitar la interacción con los abuelos es la osteoporosis, una enfermedad crónica debilitante en la que los huesos se vuelven porosos y se rompen con facilidad. La osteoporosis es particularmente peligrosa porque no suele presentar síntomas; de hecho, muchas personas son diagnosticadas con este mal luego de haber sufrido una dolorosa fractura ósea, a pesar de que actualmente existen pruebas específicas que miden la Densidad Mineral Ósea (DMO) en diferentes. Lo que debes considerar Aunque muchas veces la pérdida ósea sucede sin una causa conocida, el riesgo aumenta con la edad ya que después de la menopausia el cuerpo reabsorbe calcio y fosfato de los huesos, haciéndolos más débiles. También existe un componente hereditario, que puede incrementar la probabilidad de padecer osteoporosis.  En México existen cerca de 2 millones de mujeres que padecen esta enfermedad, con un 16% de incidencia en aquellas mayores de 50 años. Debido a la reducción en la tasa de natalidad y el aumento de persona mayores, para el 2050 un 37% de los mexicanos tendrá osteoporosis, según estudios realizados por la Fundación Internacional para la Osteoporosis. La mayoría de las mujeres que tienen osteoporosis no lo saben, lo que aumenta el riesgo de que la enfermedad avance y les cause mayores daños. La Secretaría de Salud registra anualmente entre 11 mil y 30 mil casos de fractura al año que se derivan de la osteoporosis, lo cual no sólo afecta al adulto mayor, sino que también representa un motivo de preocupación dentro de la familia, afectando su forma de relacionarse libremente con los demás. ¿Cómo prevenir? El primer paso para prevenir la osteoporosis es llevar una vida saludable, un tema en el que tanto el adulto mayor como el resto de la familia deben participar. Esto se compone de una alimentación adecuada rica en calcio, acompañada de ejercicio físico (por ejemplo, caminar por lo menos 20 minutos al día). Por otro lado, existen tratamientos innovadores y eficaces para combatir esta enfermedad: uno de ellos es el tratamiento con denosumab, diseñado para tratar la osteoporosis en mujeres posmenopáusicas que presentan un riesgo importante de sufrir algún tipo de fractura de hueso. “Es una de las opciones más efectivas de innovación biotecnológica que refuerza los huesos y reduce las posibilidades de fractura”, comenta el Dr. Max Saráchaga, director médico de la farmacéutica Amgen México. “El tratamiento consiste en una inyección subcutánea que se aplica cada seis meses. En comparación con otros tratamientos orales que requieren administración diaria, una aplicación de tratamiento dos veces al año genera un mayor apego al tratamiento, y por ende mayor efectividad.”, agregó. Una combinación de estrategias ayudarán a proteger a nuestros abuelos de la mejor manera. Consulta a tu médico para obtener más información.  

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (0 votos)
Loading...