Que los abuelos no intervengan de más

Redacción bbmundo · 15 septiembre, 2015

Define qué papel jugarán en su crianza y háblalo con ellos. Seguro entenderán.

Terminó tu licencia de maternidad y tus papás o los de tu pareja comenzaron a hacerse cargo de tu hijo. Aunque sabes que está en buenas manos, no puedes evitar el sentimiento de culpa por dejarlo y perderte valiosos momentos de su vida.

Como si no fuera suficiente, ahora estás lidiando con la idea de que ellos están tomando tu lugar en todos los ámbitos pues cada vez que intentas darle de comer, bañarlo o jugar, escuchas una voz que interrumpe diciéndote: “A él no le gusta eso o él prefiere hacerlo de esta manera”.

Cansada de las críticas, quizá has pensado renunciar y dedicarle tiempo completo, llevarlo a una guardería o pedir ayuda a otra persona… ¡Tranquilízate! Olvida las decisiones drásticas y enfócate en hallar una solución. Trata con ellos el tema con la misma confianza que tuviste al pedirles que lo cuidaran y enfócate en que lo importante es su bienestar. Te damos algunas ideas:

 

Con los abuelos

 

  • Exprésales cómo te sientes. Antes platícalo con tu pareja, especialmente si se trata de tus suegros. Lleguen a un acuerdo, definan hasta dónde desean que participen y juntos busquen el modo de comunicarles que es fundamental establecer límites
  • Sumen esfuerzos. No se trata de una competencia por demostrar quién lo hace mejor; toma los consejos útiles y no dudes de tus capacidades. Su experiencia, combinada con la forma en la que quieres criarlo, enriquecerán su educación y valores
  • Háganlo detrás de la puerta. Eviten las discusiones y contradicciones frente a él. Es recomendable definir patrones de conducta, llegar a consensos y que todos los involucrados los respeten
  • Busca el momento adecuado. Si bien podría resultar incómodo externarlo, lo ideal es decirlo desde la primera vez que lo notaste. Si dejas pasar el tiempo, la situación empeorará
  • Crea roles definidos. A pesar de que ejercen las funciones de sus progenitores, cada quien debe tener su nombre; al decirles mamá o papá podría confundirse
  • Asume tu responsabilidad. Ellos disfrutan ayudarte, no obstante es necesario que asumas las tareas que te corresponden como tener lista su comida, lavar su ropa o revisar la tarea, ya que eso sobrepasa el apoyo que te están brindando
  • Muéstrate agradecida. Hazles saber que aprecias su dedicación y que consideras valiosa su solidaridad

 

Con tu hijo

 

  • Calidad sobre cantidad. Pese a que no puedes estar tanto tiempo a su lado, convive con él, indaga en sus gustos e intereses, vayan al parque y diviértanse; si sólo lo corriges o le das órdenes podría no disfrutar de tu compañía
  • Cuestión de adultos. Evita que tome partido en la situación y no pierdas de vista que ambas partes deben representar autoridad pero en diferente proporción
  • Juntos pero no revueltos. Procura que la interacción con él se dé en tu casa, así podrás aplicar tus reglas y entenderá más rápido tu papel

 

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...