Cuesta de ¡todo el año! Acaba con la crisis

Redacción bbmundo · 2 enero, 2016

Sé consciente de que el cambio implica modificaciones en tus hábitos de compra

Tratar de sobrevivir a esta mala racha, que además se combina con el alza de precios, es como poner un parche al problema sin atacarlo de raíz. Lo mejor es analizar qué te llevó ahí y darle una solución.

Sé consciente de que el cambio implica modificaciones en tus hábitos de compra, en la forma de organizarte y por supuesto en tu actitud.

Pasos lentos ¡Pero seguros!

1. Cambia tu mentalidad

Quítate las ideas de que tener dinero es sólo para quienes ganan mucho, que ahorrar es cosa de financieros o que jamás podrás tener tu casa y viajar a ese rincón del mundo con el que soñaste. Acéptalo, el punto no es la cantidad que percibes sino cómo lo gastas. Comprométete a modificarte radicalmente; tú decides si pasas más tiempo con deudas, quincenas que no alcanzan y poca paz mental o liberarte.

2. Registra cada centavo

Sí, la tarea de anotar cada movimiento puede ser engorrosa pero es la única forma de saber en qué estás derrochando. Trata de registrarlo todo y después utiliza la información a tu conveniencia: los primeros dos meses para tener un panorama más amplio y hacer tu presupuesto (gastos vs ingresos) y a partir del tercero para analizar tu historial de compras e incluso evaluar cuánto tardarás en alcanzar tus siguientes proyectos.

3. Ahorra en serio

Ya lo sabes, no debe ser lo que te sobra y es que seamos honestas, eso nunca sucede. Cuando crees que tienes un extra, llega algún gasto inesperado que se puede traducir como conciertos, salidas con amigos o un fin de semana fuera de la ciudad. ¡Basta! Evita tentaciones y dedica una cantidad fija a este rubro, no lo que te digan los gurús de finanzas, pero sí lo que esté a tu alcance.

4. Controla las fugas hormiga ¡sin sufrir!

Definitivamente es una medida que debes tomar pero si el café es tu mayor placer del día, deja de martirizarte y pasarla mal, cómpralo de vez en cuando, busca alguno más accesible y mídete con otros como el postre después de la comida o el taxi para llegar temprano.

5. Aléjate de los meses sin intereses

Aunque la mayoría nos prometemos sólo usar los plásticos para solventar extraordinarios, tarde o temprano caemos rendidos ante esta modalidad, así que no importa que sea un pago mínimo, limítalo. Al final sigues adquiriendo un compromiso que debes pagar y eso desajusta los planes.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...