A los papás también les importa

Redacción bbmundo · 1 septiembre, 2017

Aunque muchas veces no puedan expresarlo con palabras, la mayoría de los padres están interesados en tener una buena relación con sus hijos.

Aunque algunas veces ellos encuentran difícil expresar sus emociones, la mayoría se preocupa por sus hijos y sus familias. Una encuesta reveló que 6 de cada 10 padres dijeron que ellos son lo más importante en su vida. Cuando se les preguntó qué era lo que más satisfacción les daba los encuestados contestaron con este orden de importancia: niños, la cercanía y estar juntos.

Estas estadísticas evidentemente contradicen algunos de los roles tradicionales o imágenes estereotipadas que tenemos de un padre en la sociedad de hoy. Hablando de formas, existen quienes muestran su cuidado hacia un hijo de diferentes modos, por ejemplo:

 

  • La billetera: Se preocupan de proveer financieramente a su familia. Trabajan largas horas para traer a casa un cheque aunque no está involucrado activamente en el cuidado diario de los niños. El generar dinero distrae a este tipo de padre de un mayor involucramiento con los hijos
  • La roca: Es estricto con la disciplina (“duro”) y a cargo de la familia. Muy probablemente crea que un buen padre permanece emocionalmente distante de sus hijos, por lo que las manifestaciones de afecto son escasas
  • El amigo: Intenta ser uno verdadero para sus hijos, pero sus esfuerzos muchas veces son torpes y extremistas. No los entiende, se confunde sobre qué hacer y en ocasiones no se siente respetado 
  • Estos estereotipos tradicionales chocan con otra imagen, el cuidador. Él intenta combinar la firmeza con la ternura. Disfruta a sus hijos pero no teme poner límites justos pero firmes. Él y su pareja cooperan y comparten las responsabilidades del cuidado de los niños. Este tipo siempre ha existido y el número de hombres que deciden escoger este papel va en aumento. Reconocen que la vida de familia puede ser extraordinariamente remunerable y que sus hijos necesitan su presencia activa dentro de sus vidas

El cambio en los roles ha sido influenciado por el aumento de mujeres con trabajos de tiempo completo y la alta tasa de divorcios. Hoy en día por cada dos matrimonios hay un divorcio. Conforme más mujeres forman parte del mundo profesional, ha sido necesario que los padres tengan mayor actividad en casa.

Ser testigos de un divorcio propio o del divorcio de alguien cercano, hace que los padres reexaminen la importancia de la relación con su familia. Por todos estos cambios en nuestra sociedad muchos han tenido que inventar esta nueva forma de relacionarse ya que es probablemente diferente a la que ellos experimentaron con sus papás, por lo que no pueden apoyarse en su experiencia para encontrar a una guía, pues que lo que funcionó para sus padres hace 20 o 30 años no aplica para los retos a los cuales se enfrentan hoy día.

De acuerdo con un conocido sociólogo, el estilo de paternidad de un hombre está influenciado por algunas o todas estas fuerzas:

  • Su entusiasmo por ser padre
  • El comportamiento o actitud de su propio padre
  • Las imágenes de cómo ser un buen padre que ha captado de los medios
  • Su ocupación
  • Su temperamento
  • La propia dinámica familiar
  • Y el número de hijos que tiene

No hay un estilo definido sin importar lo ideal que parezca; una forma no tiene que aplicar para todos por igual pues más allá de su estilo personal, la mayoría de los padres están interesados en tener una buena relación con sus hijos y reconocen lo importante que son para ellos.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (0 votos)
Loading...