Revista bbmundo

Suscríbete
Siguenos
Facebook
Twitter
Google +

La química del amor

Cuando te enamoras, ¿te has preguntado por qué sientes cosquillas en el estómago? O ¿por qué tienes esa sensación de bienestar cada vez que están cerca? La respuesta podría estar en tu cerebro.

Desde el deseo sexual hasta la capacidad de fidelidad, todo el proceso se rige por sustancias químicas neuronales cuya actividad ha sido estudiada en todo el mundo y que para entenderla, podríamos darte algunas pistas, por ejemplo:

Cuando sientes mariposas en la panza. Se produce una combinación de ansiedad y plenitud que comienza por la feniletilamina, una clase de anfetamina que se distribuye en el cerebro y que provoca que secrete noreprinefina, dopamina y oxitocina, las tres hormonas que nos hacen perder el control y tener esa sensación de estar contentos.

Si no puedes estar lejos. Quizá se deba a la dopamina, una sustancia neurotransmisora es decir, que transfiere impulsos nerviosos entre neuronas y que te da la capacidad de desear algo y de no poder dejar de pensar en ello hasta que lo consigues.

Para ti que eres feliz. Ya no podrán decirte que estás obsesionado, pues la serotonina es la que hace que desees estar todo el día derramando miel con tu pareja y que te sientas tranquilo y alegre. Ocurre que esta sustancia, que es la hormona reguladora de nuestro temperamento disminuye cuando estás en un estado de enamoramiento y por ello es menos probable que te sientas alterado o de mal humor.

Aumenta tu bienestar, ¡comiendo!

Si quieres sentirte bien todos los días y alimentar a tu cerebro con estos tres pilares, asegúrate de incluir en tu dieta:

  • Pavo
  • Queso
  • Cacahuate
  • Pollo
  • Huevo
  • Pescado
  • Chocolate
  • Pastas y arroz (integrales preferiblemente)

Artículos relacionados