Razones por las que ser tía a los 20, es mejor que ser mamá

Soy Actitud · 11 agosto, 2017

Amar, proteger y educar a tus sobrinos es una experiencia invaluable.

Hay una frase muy famosa de Kyoko Escamilla: “Tus 20s son tus años egoístas. Es una década para sumergirte en cada cosa posible. Sé egoísta con tu tiempo y todos los aspectos de tu vida. Viaja, explora, ama mucho, ama poco y nunca toques el suelo”.

¡Cuánta razón tiene! Un hijo puede ser lo más increíble que te suceda en la vida (si es que así lo deseas), pero implica responsabilidades y obligaciones, de las que puedes librarte cuando en lugar de ser mamá, eres tía.

Por ello, te compartimos las 5 razones que nos hacen creer que ser tía a esta edad es mucho mejor que ser madre.

1. Aunque puedes participar en la crianza de tu sobrino, “maleducarlos” es parte de tu trabajo. Es decir, puedes ser esa “increíble persona” que los consiente y apapacha después de algún regaño.

2. Puedes estar con ellos durante el día, jugar a ser niña nuevamente y sorprenderte con cosas ordinarias, pero no estás obligada a sacrificar tus horas de sueño. 

3. Tus sobrinos te ayudan a ser más responsable y a darte cuenta de todo lo que implica ser mamá.

4. A esta edad es común que pases más tiempo con tus amigos que con tu familia y un sobrino puede llegar a unirte más con tus seres queridos. Te enseña a valorarlos y seguramente querrás pasar más tiempo en tu casa que en la calle.

5. Tienes a alguien que te admira, te preocupas por ser mejor persona y un modelo a seguir. Siempre serás la buena de la historia y habrá alguien a quien siempre le dé gusto verte. 

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (5 votes, average: 4,60 out of 5)
Loading...

 

Somos una comunidad versátil para la mujer contemporánea. Soy Actitud es un portal que engloba todos los gustos, necesidades e intereses de las mujeres.