El chupón

Redacción bbmundo · 3 octubre, 2014

Porqué es preferible que no se desarrolle el hábito y cuáles son las técnicas más utilizadas para retirarlo.

 Su uso es considerado un hábito de succión no nutritiva al igual que chuparse el dedo, y puede iniciarse como una necesidad o manera de aprendizaje para generar un sentimiento de seguridad, reducir la ansiedad o, satisfacer el reflejo de succión con el que nace todo bebé. Sin embargo, también puede llegar a ser una costumbre difícil de eliminar y con consecuencias negativas tanto físicas como de salud.

Estas rutinas se relacionan directamente con el amamantamiento y el uso del biberón, pues se ha encontrado que los niños que son alimentados con pecho tienen menor posibilidad de habituarse al chupón o al dedo. El objeto en sí, puede llegar ser parte de la vida del niño y considerarse normal hasta los dos años o dejarlo de manera espontánea pero, si esto no sucede se debe intentar retirar iniciando con medidas sencillas.

Si el problema es más fuerte, será necesario un aparato dentro de la boca para inhibir el placer o bien para interrumpir la entrada sólo que se coloca a partir de los 4 años de edad y sólo si las otras técnicas no han tenido resultados satisfactorios.

Debemos contemplar que un factor importante es el tipo de chupón, la intensidad o fuerza con la que succiona tu bebé pero más, el tiempo que pasa con él, pues a mayor tiempo, mayor será el daño.

Se recomienda que si necesita estar succionando y está dentro de los 2 primeros años, se le ofrezca uno que sea ortopédico, sin solución endulzante y por periodos de 15 minutos.

La única ventaja que tiene es:

  • Da tranquilidad al bebé y satisface su instinto

Entre los daños que puede generar están:

  • Alteración en el crecimiento de los huesos de la boca (maxilar y mandíbula)
  • Erupción (salida) de los dientes en mala posición
  • Formación de un hábito
  • Transmisión de enfermedades por no mantenerlo limpio
  • Generación de caries cuando contiene miel o alguna solución endulzada
  • Posibilidad mayor de accidentes y atragantamiento
  • Depencia emocional de un objeto

Los tips más recomendados para prevenirlo

1. No ofrecerlo cuando no lo requiera, si es posible nunca. En ocasiones las mamás se los dan a sus pequeños sólo "por que se ven bonitos".
2. Alimentarlo con pecho el mayor tiempo posible. Es recomendado por el pediatra
3. Tener comunicación con él. Tanto de contacto físico como verbal, hacerle sentir que lo quieres y que está protegido

Los métodos más usados para retirarlo

1. Guardarlo y no sacarlo más. Es el más sencillo y muchas veces funciona pero requiere paciencia
2. Sugerir durante el sueño. Durante el día no se menciona nada acerca de ély en los momentos en que tu hijo duerme, le hablas con el objetivo de llegar al subconsciente. Se usan frases objetivas y cortas y sin usar la palabra “no”. Por ejemplo, “el chupón daña tus dientes”
3. Transformar el hábito placentero en obligatorio. Se trata de ofrecérselo cuando no lo quiera, con eso perderá la gracia y el encanto del hábito
4. Generar un calendario. Se utiliza en niños mayores de 3 años y se le ponen estrellas o estampas en los días en que no lo usó, haciendo una estimulación positiva
5. Colocar una férula. Es una funda de polietileno que cubre los dientes y el paladar lo que elimina el placer de succionar

Si lo ocupa, trata de evitar accidentes:

  • Si lo usa para dormir, déjalo solo por 15 minutos y retíralo
  • Trata de mantenerlo siempre limpio
  • No permitas que camine, gatee o corra
  • No cuelgues el chupón con listones al cuello
  • Revisa siempre que no se safe de su base

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...