Padres responsables por la felicidad de sus hijos

Redacción bbmundo · 6 octubre, 2014

La figura paterna es muy importante en el desarrollo de tus hijos, al igual que las herramientas que como padres pueden ofrecer.

Sabías que: ¿Los hijos, ya sean niñas o niños, en sus primeros meses de vida tienen un gran número de identificadores físicos que se asemejan a la apariencia del padre? Esto se debe a que biológicamente debe existir un vínculo para que puedan relacionarse con mayor facilidad los papás con sus hijos y desarrollar así lazos afectivos.

Las generaciones cambian al igual que el modo de vida entre padres e hijos, con lo que bien se desmiente la frase ‘lo que fue bueno para los padres es bueno para los hijos’

Todavía hasta hace poco más de 10 años, las generaciones de hombres que ahora se han convertido en padres de familia fueron educados bajo un estándar de aquellos supuestos de los buenos modales y de las buenas costumbres. Y sólo hablamos de que son 10 años.

Sin embargo, la cultura cambia y nos enfrentamos a un mundo en movimiento que se acelera con el paso de las horas. Nuevas tendencias, nuevas formas de pensar, la manera de ver el mundo mismo y nuevas familias que evolucionan.

Si bien recuerdan, la imagen paterna era exclusiva del mando total de la familia, el jerarca absoluto de cualquier decisión que se tomara en casa. Desde qué ver en TV, los lugares a dónde ir para la diversión, las escuelas, así como el condicionamiento de los gustos de los hijos. Una forma de imposición en el desarrollo personal de ellos.

Ahora bien, el roll de aquella figura de poder se ha vuelto sólo el mito paternalista, esto debido al crecimiento en conjunto con los hijos, en especial del padre que se veía a él mismo como un proveedor.

Muchas son las aristas que influyen en ese comportamiento como modelo familiar a seguir, y no tiene por qué ser así cuando se habla de una situación en la que 2 personas están involucradas, sobre todo siendo el primer contacto de educación que tienen los hijos.

El cambio de roles que se ha presentado en las familias actuales, en las que vemos al padre responsabilizándose de su casa y las obligaciones que ese ‘papel’ conlleva dentro del círculo familiar, es decir, ya no es sólo un proveedor, ahora es un integrante más activo que se relaciona con su entorno de padre.

La carga cultural que se tiene del concepto ‘papá’ se da a partir de la educación con la que ellos fueron educados, nuestros padres, pero dentro de la maduración de las familias como grupos sociales existe la individualidad de los integrantes, y en este caso de los hijos a los que se les está educando y al final tendrán que romper sus lazos para seguir su propio camino.

El hecho de tener un papel de poder en la familia podría significar que sea el ejemplo a seguir. Es a partir de ese pensamiento que el padre busca transmitir su educación a los hijos y quieren que así sea sucesivamente. A esta situación se le puede conocer como cortar las alas a los hijos, porque no dejan que ellos mismos experimenten sus triunfos y fracasos.

La conceptualización de triunfo es muy diferente entre los padres y lo hijos. Si el papá ha obtenido éxito con cierta educación, quiere que su hijo obtenga lo mismo con esa misma educación, sin pensar que aún puede lograr más experimentando sus propias ideas con sus propias metas.

Las herramientas que como padres pueden ofrecer a los hijos son muy importantes, porque no son una imposición, sino el apoyo de estar ahí cuando los necesiten, y es mejor crear un círculo de confianza que inculque valores en una relación, a una dura imposición que provoque el rompimiento afectivo y pueda dar como resultado la frustración, enojo y resentimiento.

Este tipo de acciones dentro del círculo familiar son de suma importancia, porque rompen con el estigma de la mala relación padre e hijo que ha estado inculcada en nuestra cultura.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (0 votos)
Loading...