Un bebé prematuro es aquel que nace antes de la semana 37 de gestación (menos de 9 meses). Es lógico que haya un desconcierto ante este tipo de evento. Como mamá puedes experimentar sentimientos de culpa, ansiedad, confusión y hasta enojo al pensar que tu cuerpo no pudo mantener a tu bebé el tiempo adecuado en el útero o que las cosas no salieron como debían ser. Tu pareja no es ajena a estas emociones, pero los expresa de diferente manera, lo que puede ocasionar problemas en la relación que sólo se resolverán mediante la comunicación. [relacionado id=23121] Posiblemente sientas la necesidad de hacer algo para beneficiar a tu hijo. Algunas madres utilizan la lactancia como un medio que les permite garantizar el bienestar de su bebé, lo que no está lejos de la realidad: la leche materna es el mejor alimento que existe para los recién nacidos y tiene diversos beneficios.

Ayuda a su salud

Los bebés prematuros, especialmente los más pequeños y delgados, se enfrentan a grandes retos, ya que aún no están listos para vivir fuera del útero materno. De hecho, sus sistemas digestivo y nervioso son inmaduros. La leche materna, además de ser de fácil digestión (disminuye los cólicos, por ejemplo), se adapta a los requerimientos nutricionales de cualquier recién nacido. Diversas investigaciones muestran que las mujeres que tienen bebés prematuros producen leche más rica en anticuerpos, sodio, cloro y otros nutrientes que las que tuvieron bebés de término. Esta diferencia puede prevalecer hasta los 6 meses de vida del niño. [relacionado id=18712]

Beneficios para ti y para tu bebé

BebéFomenta la maduración de sus sistemas digestivo y nervioso • Ayuda a su desarrollo físico y mental gracias a su alto contenido en nutrientes • Fortalece su sistema inmunológico: es menos propenso a enfermedades en vías respiratorias, infecciones de oído y problemas estomacales • Mejora su desarrollo visual • Menos rozaduras de pañal • Reduce las probabilidades de desarrollar alergias  • Menor índice de obesidad y problemas de altos niveles de colesterol • Previene el desarrollo de la diabetes y de la caries Mamá • Ayuda a que el útero recupere su tamaño • Acelera la pérdida de peso • Las tomas son más sencillas, ya que la leche siempre está disponible • Reduce el riesgo de cáncer de mama • Disminuye las probabilidades de contraer artritis reumatoide • Contribuye a fortalecer el vínculo afectivo madre-hijo ya que se liberan las hormonas oxitócica y prolactina • Es mucho más económico y resulta ecológico, pues no habrá necesidad de usar gas para calentar y esterilizar o desechar botes [relacionado id=17890]