Qué hacer cuando sólo quiere tomar leche

Redacción bbmundo · 6 agosto, 2015

Es cuestión de tiempo, gusto, paciencia y repetición para que se adapte a los nuevos sabores.

Comenzar con la ablactación (la llegada de los sólidos a su dieta) puede ser un terror, sobre todo si el crío se niega y se aferra a la leche. Se sabe que no sólo de tomar líquidos va a sobrevivir, así que para satisfacer sus necesidades nutrimentales es básico insistir en que coma otros alimentos y que no desistas si no los acepta a la primera.

Como ya lo que toma no le es suficiente, es cuestión de tiempo, gusto, paciencia y repetición para que acepte los nuevos sabores. Te recomendamos:

  • Empezar por lo que sepas que le gusta. ¿Qué tal unas verduras cocidas?
  • Dale pequeñas cantidades, no intentes con una porción igual a la tuya
  • No le ofrezcas porciones más grandes a lo que quepa en la palma de su mano
  • Comienza por un comestible nuevo a la vez; los pediatras recomiendan primero darle verduras antes que frutas, ya que si lo haces al revés le gustará más lo dulce y será más difícil que acepte las primeras
  • Cuando rechace algo, mantente firme e insiste, al final de cuentas terminará por probarlo
  • Jamás lo obligues a que reciba el alimento porque sólo lograrás que lo rechace más
  • No guardes la papilla que haya tenido contacto con su saliva o podría adquirir un sabor desagradable
  • Evita que juegue con su plato. Está bien que agarre la cuchara e incluso meta la mano en él, pero no dejes que lo aviente o embarre su contenido en la mesa. El tacto hará que quiera probar todo y eventualmente comerá
  • Elimina las distracciones, por ejemplo apaga la tele y no dejes que tenga muñecos a su lado, así tendrás toda su atención
  • No le des agua hasta que acabe una parte de su plato porque si le das líquido durante el proceso puede que se llene más rápido y deje lo que le serviste
  • Trata de respetar siempre sus horarios de comida

Relacionado:

Mmm… ¡Papillas!

Ten presente que la comida se inventó para disfrutarse y forzarlo o condicionarla (por ejemplo, regañarlo por jugar con ella o diciéndole que sólo si come tendrá postre) es hacer que vea algo natural como un momento tenso y cansado. Mejor celebra sus pequeños logros, aunque sólo haya dado una probada a lo que serviste.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (4 votes, average: 4,75 out of 5)
Loading...