Los papás de ahora no ayudan

Orgullosamente Mamá Joven · 3 julio, 2017

Los papás asumen su responsabilidad y viven felizmente su paternidad.

papa con sus hijos

Hoy en día es más común encontrarnos papás porteando a sus bebés, haciéndoles su lunch para la escuela, cambiando pañales o haciendo quehaceres en el hogar, es decir, cada vez vemos más padres involucrados en la crianza y en el cuidado de los hijos.

Pero junto con ellos vienen los comunes y absurdos comentarios como “¡QUÉ BUENO QUE TU ESPOSO TE AYUDA CON LA CASA Y LOS NIÑOS!” o “¡QUÉ ESPOSO TAN MANDILÓN TIENES!” porque por extraño que parezca tener una pareja responsable es una cosa de otro mundo.

Hay que aclarar una cosa: no sólo a los demás sino a nosotras mismas, LOS HIJOS SON DE LOS DOS ASÍ COMO LA RESPONSABILIDAD DE SU CRIANZA CUIDADO PERSONAL Y EL DE SU ENTORNO. Y es que desde que recuerdo, a las niñas se nos preparaba desde pequeñas para cuidar niños y hacernos cargo de una casa, y a los niños de trabajar y proveer.

Con esto en mente crecemos y al formar una familia el chip se activa y en muchas ocasiones cada uno asume su “rol asignado”, pero nos damos cuenta que para nada es justo o equilibrado.

Hay familias en las que papá sale a trabajar y mamá permanece en casa, pero no a descansar, y aquellas en que ambos deben salir de casa y traer el sustento para mantener a la familia, en cualquiera de los casos ambos padres al final del día están cansados, pero deben buscar la manera de dedicar tiempo para apoyarse mutuamente.

Por ejemplo, al llegar papá del trabajo revisar tareas de los niños, darles su baño o preparar la cena mientras mamá termina pendiente o se toma una taza de café.

Si ambos trabajan para apoyarse y entre los dos atender a sus hijos y su casa, al llegar la hora de dormir de los niños ambos podrán tener un tiempo a solas para aprovecharlo, platicar y descansar.

Ser padres no es fácil, ni algo que se aprenda o para lo que se esté preparado, pues siempre habrá algo nuevo por descubrir, pero es un compromiso no sólo con los hijos sino con nosotros mismos para ser la mejor y más humana versión por y para ellos.

Una familia es un equipo que se apoya, que hace que cada miembro se sienta parte del mismo no sólo en las buenas sino en las malas.

Así no te sorprendas al ver que cada vez son más los papás que no ayudan, probablemente tu vivas con uno de ellos.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (18 votes, average: 4,67 out of 5)
Loading...