La Encuesta para la Medición del Impacto Covid-19 en la Educación , que se llevó a cabo para conocer el impacto de la cancelación provisional de clases presenciales en las instituciones educativas del país para evitar los contagios, determinó que 5.2 millones de niños no están tomando clases por pandemia o pobreza y esto traerá fuertes consecuencias para este sector de la población.

En esta encuesta del INEGI, donde se evaluó la experiencia «educativa de niños, niñas, adolescentes y jóvenes de 3 a 29 años, tanto en el ciclo escolar 2019- 2020, como en ciclo 2020-2021», se encontró que de los 54.3 millones de alumnos, 49.4% son niñas y 50.6% son niños, de los cuales el mayor porcentaje se encuentra cursando la primaria. Sin embargo del porcentaje de niños que tuvo que dejar de estudiar, 2.5  millones son niñas y 2.8 millones niños. 

En la encuesta se determinó que 5.2 millones de niños no están tomando clases por pandemia o pobreza, es decir 2.3 millones de niños, adolescentes y jóvenes. Además se detectó que de los 54.3 millones de niños, adolescentes y jóvenes existentes en el país, 62.0% (33.6 millones) estuvo inscrita en el ciclo escolar 2019-2020, mismos que 2.2% (738.4 mil personas) no concluyeron el ciclo escolar 2019-2020 y más de la mitad (58.9%) señalaron directamente que fue por un motivo relacionado a la Covid-19. 

Del total de los 2.3 millones de No inscritos por COVID-19: 615 mil personas mencionaron que las clases son poco funcionales; 584 mil porque alguno de los padres se quedaron sin empleo, y 581 mil por carecer de computadora u otros dispositivo.

¿En qué toman clases los  niños?

Si bien es cierto que 5.2 millones de niños no están tomando clases por pandemia o pobreza, la encuesta también arrojó que dependiendo el nivel escolar en el que se encuentran los alumnos inscritos, es el uso que le han dado a los dispositivos; por ejemplo, el 55.7% de la población de educación superior usó la computadora, mientras que 70.2% de los alumnos de primaria utilizaron un celular.

En cuanto a la distribución de alumnos en escuelas públicas o privadas, se detectó que el 89% de los alumnos en México se encuentran tomando clases en escuelas del sector público, mientras que el 11% lo hacen en particulares.

Razones de abandono escolar

La encuesta dictaminó que 5.2 millones de niños no están tomando clases por pandemia o pobreza; sin embargo, los motivos se dividen en varios: 28.8% dijeron que fue por pérdida de contacto con los profesores; 22.4% aseguraron que alguien del hogar se quedó sin trabajo o se tuvieron que reducir los gastos. 20.4% abandonaron los estudios por el cierre de la escuela. 17.7% carecía de internet o dispositivos para tomar las clases y  14.6 % admitieron que los padres o tutores no pudieron estar pendientes de ellos.

¿Regresarían a clases presenciales?

Cuando se evaluó la disposición de que los alumnos regresaran a clases presenciales, una vez que lo dictamine el gobierno, se mostró un alto índice en aquellos que dejarían que sus hijos regresen a clases, en todos los grupos de edad, en especial en alumnos entre los 13 y 18 años con 64%; sin embargo la poca disposición se mostró en alumnos entre los 3 y 5 años con 29.7%.