Conoce la historia de la primera maestra con Síndrome de Down

Redacción bbmundo · 17 junio, 2019

Así fue como Noelia Garella, se convirtió en la primera maestra con Síndrome de Down a cargo de un grupo escolar en Argentina

Aunque muchos siguen creyendo que no todos están capacitados para dirigir un grupo escolar, en Argentina, padres de familia, docentes y demás autoridades escolares hicieron a un lado los prejuicios y acreditaron a Noelia Garella,  la primera maestra con Síndrome de Down que se convierte en titular.

La primera maestra con Síndrome de Down que es titular

Noelia de 31 años, quien es la primera maestra en preescolar en Argentina en dirigir a un grupo de niños entre dos y tres años, explicó que es una apasionada de enseñar. “Esto me encanta. Desde que soy chica siempre soñé con ser maestra porque me gustan los niños”.

También: Primera clínica de Síndrome de Down en México y América Latina

La primera maestra con Síndrome de Down que se convierte en titular, se graduó en 2007 y empezó a ejercer en 2012 quien está a cargo del programa de estimulación temprana a la lectura en el preescolar Capullitos.  Y es desde enero de este año que está a cargo de la sala de primer año en el Jardín Maternal Jeromito, quien ya cuenta con su primer alumno con Síndrome de Down.

Maestra con Síndrome de Down que se convierte en titular en Argentina

 

Foto: mic.com

Las autoridades escolares quedaron asombrados con la capacidad, autoestima y optimismo que brilla en la maestra Noelia, “muy rápido nos dimos cuenta de que tenía mucha vocación y daba lo que más aprecian los niños de las salas maternales, que es el amor”, repasa Alejandra Senestrari, suepervisora de preescolares municipales en Córdoba.

Por otro lado: Niños extraordinarios con Síndrome de Down

Aunque en cierto momento Noelia fue víctima de discriminación, después de cierto debate entre la comunidad de padres, maestros e incluso el alcalde, se llegó a la conclusión de que la maestra era capaz de tener un grupo a cargo, ya que se notaba su entusiasmo y el cuidado que le ponía a los niños que le rodeaban, quienes además, esperan con gusto la hora de lectura con su profesora.

Por su parte, Susana Zerdan, directora de Jeromito, escuela donde trabaja la primera maestra con Síndrome de Down que se convierte en titular, recalca que “la integración y la naturalización con las que la asumen los chicos para nosotros ya es una enseñanza de vida”, incluso muchos padres de familia no tuvieron objeción cuando se les avisó que la maestra de sus hijos tenía esta condición.

Foto de portada: El Telégrafo
Artículo original: univision.com