El pasado 30 de enero, Keren Vallejo de 31 años de edad, ingresó a la clínica 31 del IMSS de Mexicali, en Baja California, para una cesárea de emergencia; sin embargo, perdió la vida y la autopsia arrojó que le habían extraído órganos, lo que no era normal para este procedimiento. La familia pide aclarar la situación y exige #JusticiaParaKaren.

¿Por qué es tan importante el movimiento #JusticiaParaKaren?

Como ya explicamos, Keren había ingresado para realizarse una cesárea. Durante el procedimiento, los médicos informaron a su esposo, Michael Cortés, que todo estaba bien. Unas horas más tarde, el personal salió para explicarle que su esposa sería trasladada a la clínica 30 por complicaciones de salud, pero al final, Karen murió; el diagnóstico: choque hipovolémico hemorrágico, es decir, se desangró hasta morir.

Conoce: Violencia obstétrica en el parto: los escenarios que no debes permitir

El personal médico insistía en hacer la autopsia, dentro de las instalaciones del hospital, antes de enviar el cuerpo al Servicio Médico Forense (SEMEFO); sin embargo, el cuerpo fue trasladado al Semefo, donde las autoridades informaron que el cuerpo no traía ni el cerebro ni órganos en el tórax, lo cual no es parte de un procedimiento normal, por lo que la familia y muchas personas que se han sumado a la indignación, exigimos ahora el esclarecimiento de este suceso.

El esposo de Keren, explicó que «el doctor no la reconoce. Era una mujer morena y pues mi esposa era rubia/güera», es decir que la clínica del IMSS no había entregado el cuerpo de Keren a la SEMEFO. Lo cual es confirmado por Michael, que menciona que el cuerpo entregado no tenía una autopsia previa y que a Keren sí le habían practicado una, sin su autorización.

Por su parte, el director del SEMEFO, explica que hicieron el examen interno, «se revisa primero el cráneo, el cual cuenta con una incisión previa. A la apertura está vacío, sin el cerebro. Y se procede después al tórax y al abdomen, los cuales se encuentran vacíos».

También: El Código Mater para salvar la vida de las embarazadas y del bebé durante el parto

Hasta el 11 de febrero, la delegada del IMSS, Desirée Sagarnaga Durante, defendió que es habitual realizar estas autopsias en las clínicas; mientras que autoridades de la SEMEFO afirman que los únicos autorizados para realizar este procedimiento, son ellos. Así lo afirma el coordinador del SEMEFO, César González Vaca, quien comentó «la que realizamos nosotros es una autopsia médico legal, la que realizó el IMSS no puede ser una autopsia médico legal porque no la practicaron médicos oficiales».

Sagarnaga Durante explicó que la directora y subdirectora del Hospital 31 de Especialidades del IMSS, habían renunciado. La funcionaria explicó que «los órganos se habían retirado, se encontraban bajo proceso de análisis. Esto fue informado al personal de la Fiscalía, pero decidieron que así trasladarían el cuerpo».

Muchas preguntas quedan en el aire, ¿por qué le practicaron una autopsia en el IMSS, sin autorización del esposo? Si ese no es el cuerpo de Keren, ¿dónde está el cuerpo real?; ¿de quién es ese cuerpo?; ¿qué pasó con Keren? y también muy importante ¿qué harán las autoridades para evitar que esto siga pasando?