Las fiestas de sarampión: qué son y por qué no exponerse

Guadalupe Camacho · 6 mayo, 2019

¿Qué son las "fiestas" de sarampión y por qué no exponerte? Todo sobre este virus en México y cómo proteger a los que más queremos

fiestas de sarampión

Tras los brotes de la enfermedad en Nueva York y Europa ¿debemos re-vacunarnos? ¿llegará a México una epidemia? ¿la enfermedad es o no mortal? ¿sirven las “fiestas” de sarampión? Sigue leyendo para conocer las respuestas.

Las fiestas de sarampión y sus consecuencias 

El último caso de sarampión registrado por un virus autóctono (originario de México) se registró en 1995, desde entonces los contagios que se han registrado en el país son importados: debido a mexicanos que viajan internacionalmente o por extranjeros que ingresan a México, en ambos casos  los viajeros traen el virus consigo y lo contagian fácilmente.

También: Por epidemia de sarampión, Nueva York declara emergencia sanitaria

El sarampión es una enfermedad infecciosa que se trasmite por un virus, “son las secreciones nasales y bucales las que llevan el virus, así que cuando una persona infectada tose, estornuda, saluda de beso o comparte cubiertos, bebidas o vasos está trasmitiendo el virus”, explica Vianey Escobar Rojas, pediatra-infectóloga; adscrita al servicio de pediatría del Hospital Regional “Gral. Ignacio Zaragoza” ISSSTE.

Entre los años 2000 y 2018 se han identificado, en México, 185 casos importados o asociados a importación. En el mes de febrero pasado, el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica detectó en Monterrey un caso de sarampión importado a nuestro país por una mujer de 52 años que viajó a París.

¿Qué son las fiestas de sarampión?

Las personas enfermas pueden presentar complicaciones como otitis (infección del oído), neumonía, encefalitis (inflamación de estructuras cerebrales) e incluso la muerte. No hay tratamiento y sí, es mortal.

Conoce: Estas son las vacunas que evitan la sordera infantil

¿De qué dependen las complicaciones? “No sabemos a quiénes afectarán y en qué parte del organismo. Cuando la enfermedad ya está en el cuerpo del paciente comenzará a presentar tos, secreción nasal, conjuntivitis, fiebre y lesiones en la piel, al paso de los días se puede complicar hasta perder la vida, porque además no hay tratamiento”, indica la experta.

Así que contagiarse intencionalmente del virus (como ocurre en las “fiestas” de sarampión) no es saludable, puesto que es echar una moneda al azar. Y son justamente los movimientos de los grupos llamados “antivacunas” los que han generado el resurgimiento de casos de sarampión en todos los continentes, con mayor reporte de afectaciones en Europa, lo cual representa un problema de salud pública mundial ante el cual se deben tomar las medidas pertinentes.

Dos piquetes, una vida libre de sarampión

En la Cartilla Nacional de Vacunación se contempla la aplicación de la vacuna triple viral o SRP, que otorga protección contra paperas, sarampión y rubéola, “se aplica a los 12 meses y a los 6 años de edad y con esos dos piquetes se estará protegido en el 98% de los casos”, afirma Escobar Rojas.  Sin embargo, la vacuna contra el sarampión y la rubéola (o SR) está indicada en niños mayores y adultos que no han sido vacunados o que tienen un esquema de vacunación incompleto.

Además: Sarampión en México, lo que debes saber

Es decir si no fuiste vacunado en dos ocasiones contra la SR deberás vacunarte, especialmente si viajas frecuentemente o estás en contacto con gente de otros países. Además de que bajo ningún motivo debes ser parte de las llamadas “fiestas” de sarampión.

“El sarampión es causa de epidemias a nivel mundial, ocasiona un gran número de muertes, especialmente en niños menores de cinco años, mujeres embarazadas, adultos mayores y en personas no vacunadas”, afirma Escobar Rojas.

 

¿Dónde vacunarte?

Si ya entendiste que no debes ser parte de las fiestas de sarampión. Lo ideal es acudir a tu centro de salud o clínica, pero también puedes ir con el pediatra de tu hijo. “Si no tienes la certeza de cuántas vacunas tienes, acude con tu médico y platica para conocer cómo protegerte.

“Recordemos que la vacunación no sólo es un asunto individual sino colectivo, y si tienes hijos menores de edad o adultos mayores viviendo en tu casa, al vacunarte también los proteges”, recomienda la infectóloga pediatra.

De acuerdo a la OMS, la cobertura masiva de vacunación contra el sarampión a nivel mundial en 2016, logró disminuir en 84% la mortalidad registrada en los 6 años previos, lo que evitó 20.4 millones de muertes.

El objetivo de la OMS y UNICEF es continuar con esta estrategia de vacunación masiva y erradicar el sarampión en todas las regiones de la OMS a nivel mundial para el año 2020. ¿Lo lograremos?