Al 23 de enero, la Secretaría de Salud, en su informe de Covid-19 Niñas, Niños y Adolescentes, dio a conocer que los contagios en este sector, han alcanzado los 89,141 casos; y aunque las defunciones han llegado a las 837 víctimas (391 correspondieron al sexo femenino y 446 al sexo masculino), las autoridades sanitarias han declarado cuál es la razón de por qué los niños no han sido vacunados.

¿Por qué los niños no han sido vacunados?

Por su parte, Hugo López-Gatell, titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, afirmó que los niños, niñas y adolescentes tienen un riesgo ‘muy, muy, muy bajo’ de morir por COVID-19 y que por esta razón no han sido colocados como una prioridad para recibir la dosis correspondiente.

En la charla, Hugo López-Gatell aseguró que antes de implementar una estrategia para vacunar a niños y adolescentes, se debe considerar alcanzar una cobertura alta de esquemas primarios y refuerzos en grupos de mayor prioridad, y afirmó que, conforme una persona tiene menos edad, se va reduciendo el riesgo de tener complicaciones al infectarse de SARS-CoV-2.

¿Ya sabes cuánto dura la inmunidad por Ómicron?

Afirmó que “cada niño y niña es importantísimo. Sin embargo, la probabilidad de que una persona menor de edad tenga una complicación por COVID-19 y fallezca, excepto cuando presenta una comorbilidad, es muy muy baja, aproximadamente 274 veces menor que en personas adultas”.

López-Gatell Ramírez señaló que con base a las recomendaciones de la OMS, hay cuatro grupos prioritarios para llevar a cabo la vacunación:

Prioridad máxima: Adultos mayores, personal de salud y personas con inmunosupresión.

Prioridad alta: Adultos con comorbilidades, embarazadas, personal educativo y otro personal esencial, así como personas en desventaja sociodemográfica.

Prioridad media: Resto de los adultos, niños, niñas y adolescentes que con comorbilidades.

Prioridad baja: Niños, niñas y adolescentes sanos

Síntomas de Ómicron

La variante ómicron es muy parecido a un cuadro gripal, y los síntomas que podemos percibir son:

-Dolor de garganta
-Cefalea o dolor de cabeza recurrente
-Rinorrea o congestión nasal
-Cansancio
-Dolor de cuerpo
-Estornudos
-Sudoración sin relación a fiebre
-Dolor muscular

Si tenemos sintomatología se recomienda acudir con un médico para un diagnóstico correcto. Si tienes dudas sobre las consecuencias que un niño puede desarrollar después del Covid-19, aquí te resolvemos todas las dudas: