Protocolos que deberá seguir el bebé de Meghan Markle y el príncipe Harry

Redacción bbmundo · 3 mayo, 2019

Con la llegada del bebé del príncipe Harry y Meghan Markle, te explicamos todo sobre los protocolos que deberá seguir el bebé real.

protocolos que deberá seguir el bebé real

La llegada del bebé real es sin duda uno de los momentos más esperados del año ya que, además de que será hijo de una de las parejas reales favoritas de todo el mundo, su vida futura está generando polémica por las diferencias que vivirá, en comparación a sus primos: George, Charlotte y Louis de Cambridge, hijos de Kate Middleton y el príncipe William.

Para entender mejor sobre estas diferencia, te explicamos los protocolos que deberá seguir el bebé real:

Protocolos que deberá seguir el hijo de Meghan Markle y el príncipe Harry

Su nombre no será anunciado inmediatamente

La duquesa de Cambridge sorprendió a todos al presentar a sus herederos ante el mundo, después del parto. En el caso del bebé de Meghan Markle y el príncipe Harry, duques de Sussex, se sabe que no llevarán a cabo esta presentación, por lo que es probable que no sepamos el nombre de su primogénito hasta varios días después.

“El duque y la duquesa están ansiosos por anunciar estas noticias tan emocionantes con todo el mundo, una vez que hayan tenido la oportunidad de celebrarlo privadamente como una nueva familia”, se podía leer en el comunicado hecho público por el departamento de comunicación del Palacio de Buckingham.

  • El bebé tendrá tres o cuatro nombres

El bebé de Harry y Meghan tendrá tres o cuatro nombres, por ejemplo, los nombres medios de la princesa Charlotte son Elizabeth y Diana. La reina debe aprobar los nombres de los bebés reales que están más cerca del trono.

También: Reglas estrictas que deben seguir los niños de la realeza

  • Será llamado”lord”

Uno de los detalles que más llaman la atención es que el bebé real, del que aún no se conoce el sexo, es que no podrá ser considerado como príncipe o princesa. Esto por una vieja ley establecida por el bisabuelo de Harry, el rey Jorge V, en 1917 en la que se estipula que únicamente los hijos del rey -en este caso la reina Isabel II-, sus hijos -príncipe Carlos-, sus nietos -William y Harry-, y el primogénito del nieto mayor -George-, pueden llevar el título nobiliario de Alteza Real. Pese a esto, los otros dos hijos de Kate Middleton, o sea, Charlotte y Louis, también fueron nombrados como princesa y príncipe respectivamente por la intervención de la monarca inglesa.

De tal forma que no será llamado “su alteza real”, a menos que la reina de Inglaterra decida concederle el título. Por el momento será llamado “lord”.

  • Podrá casarse sin pedir permiso

Al ser el primer real birracial y el séptimo lugar de la fila para el trono, el hijo o la hija de Meghan podrá casarse libremente sin tener que pedir permiso a la reina. Esto a comparación de sus primo, el príncipe George, quien tendrá que informar a su bisabuela, o a quien ocupe el trono en ese momento, sus deseos de casarse.

Por otro lado: ¿Cómo enseñarle buenos modales en la mesa?

  • ¿Y su nacionalidad?

Debido a que la duquesa de Sussex es estadounidense, el bebé real nacerá con doble nacionalidad. Se había dado a conocer que la Meghan adoptaría la nacionalidad británica; sin embargo, esto puede ser un trámite tardado o no llevarse a cabo.

En tal caso si esto no sucediera, el bebé no está obligado a renunciar y se le facilitaría el traslado a Estados Unidos, donde podría trabajar o vivir sin tramitar una visa.

  • Saludo a la pistola

La llegada de un bebé real está marcada tradicionalmente con un saludo de pistola por parte de la Artillería del Caballo Real de la Tropa del Rey. El saludo básico a las armas es de 21 disparos, pero si se realiza en un parque real, se disparan 20 disparos adicionales. Si se dispara en la Torre de Londres, se dispararán 62 asaltos: el básico 21, otros 20 debido a que la Torre es un Palacio Real y 21 para la ciudad de Londres.

  • El bautizo

El bebé real se bautizará en una réplica del vestido de bautizo de encaje y satén de Honiton para la hija mayor de la reina Victoria en 1941. Aunque no sabemos exactamente dónde se bautizará al bebé, se supone que será el castillo de Windsor.

  • Pagará impuestos

Uno de los protocolos que deberá seguir el bebé real es pagar impuestos, al menos en Estados Unidos, ya que al tener esta nacionalidad, desde el momento de su nacimiento, el dinero depositado en bancos a su nombre deberá ser declarado.

Esta obligación deberá cumplirse aunque la duquesa renuncie a su nacionalidad, y el bebé cumpla 18 años. En caso de seguir con la doble nacionalidad, tendrá que cumplir con sus declaraciones toda la vida.