¿Qué son los gemelos parásito (fetus in feto)?

Redacción bbmundo · 20 marzo, 2019

En el mundo se han registrado sólo cien casos y aunque no hay manera de preveerlo, es importante conocer en qué consiste el caso de los gemelos parásito.

¿Alguna vez ha escuchado hablar de bebés que nacen con partes de cuerpo humano extras? No son casos que salieron de un libro de ficción. Estamos hablando de los gemelos parásito o fetus in feto, condición extremadamente rara que se da en uno de cada 500 mil nacimientos, a nivel mundial.

 

Científicamente hablando, el fetus in fetu se tiene entendida como la formación de un feto deformado en el abdomen de su gemelo que sí ha logrado desarrollarse. Pero, ¿cómo sucede esto?

Los gemelos surgen a partir de un mismo cigoto que se divide en la primer semana del embarazo. En el caso de los hermanos siameses, la división se hace a las dos semanas; sin embargo, en el caso de los gemelos parásito, es porque el cigoto tuvo este tipo de separación, días posteriores a las dos semanas, lo que lleva a casos de gemelos que no se separaron a tiempo y uno de ellos se queda impregnado en el otro.

También: 20 datos curiosos que no sabías de los gemelos

En el caso del bebé que logra desarrollarse mejor, el más grande, adquiere los nutrientes y el oxígeno necesario de la madre a través del cordón umbilical y la placenta. Mientras que el gemelo “parásito”, que no ha logrado desprenderse, sobrevive gracias a su hermano hermano, ya que no cuenta con placenta.

Expertos han comentado que en el caso de los gemelos parásito, son fetos acárdicos; es decir, que no cuentan con cerebro y corazón. Por lo que necesitan de los órganos de su hermano para sobrevivir, disminuyendo la calidad de vida del otro.

Casos conocidos

 

Hasta el momento solamente se tienen registrados cien casos de gemelos parásito. El más reciente fue el de Itzamara, en Barranquilla, Colombia, quien tuvo la fortuna de haber sido atendida al nacer, después de que el cirujano Miguel Parra diagnosticara en el ultrasonido, que dentro de su vientre se venía formando otro bebé.

Por otro lado: 6 errores que hacen los papás de gemelos

Itzamara quien nació este año, fue intervenida quirúrgicamente  a las pocas horas de haber nacido, después de haber permanecido 40 semanas en el vientre de su madre. Ante esto el Dr. Parra explicó que cada día que pasaba la niña se debilitaba por lo que tuvo que adelantarse la cesárea.

La pequeña fue atendida por un ecógrafo para identificar la ubicación del llamado “parásito”, que  fue extirpado. Actualmente el Dr. Parra comenta que la niña tiene un pronóstico alentador y se espera su desarrollo sin mayor complicaciones.