¡Por fin! El Palacio de Buckingham ha confirmado que Meghan Markle y el príncipe Harry ya son padres. La duquesa de Sussex, de 37 años de edad, trajo al mundo a su primer hijo este lunes 6 de mayo de 2019 y pesó 3,260 kilos al nacer. Como la tradición lo marca, aún se desconoce el nombre del pequeño pero se anunció que es un niño. El bebé nació a las 5:26 de la mañana, hora británica. Según el comunicado de la familia real británica "tanto Su Alteza Real como el niño se encuentran bien". El príncipe Harry estuvo presente durante el parto. Este bebé se convierte en el séptimo en la línea de sucesión al trono británico, tras su abuelo, el príncipe Carlos; su tío, el príncipe William; y sus primos George (de cinco años), Charlotte (a punto de cumplir cuatro) y Louis (que nació el 23 de abril del pasado año); además de su propio padre, el príncipe Harry. "La reina [Isabel II], el duque de Edimburgo, el príncipe de Gales, la duquesa de Cornualles, los duques de Cambridge, lady Jane Fellowes, lady Sarah McCorquodale y el conde Spencer han sido informados y están encantados con la noticia", ha afirmado en un comunicado el palacio de Buckingham. "La madre de la duquesa, Doria Ragland, que está muy emocionada por la llegada de su primer nieto, se encuentra con sus altezas reales en Frogmore Cottage”, agrega. Los duques de Sussex, que contrajeron matrimonio el pasado 19 de mayo, anunciaron el 10 de abril su deseo de mantener todo lo relacionado con el nacimiento de su primer hijo en la más estricta intimidad, al menos durante los primeros días. "El duque y la duquesa están ansiosos por anunciar estas noticias tan emocionantes con todo el mundo, una vez que hayan tenido la oportunidad de celebrarlo privadamente como una nueva familia", se podía leer en el comunicado hecho público por el departamento de comunicación del Palacio de Buckingham.