fbpx

Esto también es violencia en el embarazo ¿lo habías notado?

¿Estás embarazada y tu pareja te critica, te hace bromas respecto a tus cambios hormonales o a tu cuerpo? Eso es violencia en el embarazo.

violencia en el embarazo

Crédito: violencia obstétrica, que es y cómo identificarla

Poco se habla de la violencia en el embarazo y es porque seguramente es un momento asombroso y mágico donde las mujeres y en general las parejas suelen vivir muchas emociones.

Pero, en muchas ocasiones las mujeres están viviendo en medio del miedo y de la angustia, siendo víctimas de abuso emocional y/o físico.

En 2016, un reporte del Gobierno de México señalaba que la violencia obstétrica  se genera con el maltrato que sufre la mujer embarazada al ser juzgada, atemorizada, humillada o lastimada física y psicológicamente. Se presenta en los lugares que prestan servicios médicos y se da en todas la esferas de la sociedad.

La violencia que no se ve

Lo que resulta más preocupante es que esta violencia suele ser silenciada, o minimizada e incluso va acompañada de violencia física.

Y esto ocurre porque socialmente se piensa que si una mujer está pasando por esto, está “exagerando”, “no es para tanto”, “no puede dejar a su hijo sin padre”, entonces todos callan y cierran los ojos ante lo que está pasando.



Libro 90 respuestas claras para mamás novatas.

Te podría interesar: Violencia obstétrica  

Qué es la violencia en el embarazo

  •  La violencia en el embarazo puede ser el abuso físico, con golpes, empujones, bofetadas.
  • Abuso Sexual. Obligar a la pareja a tener relaciones aunque ella no lo desee; incluso, tocarla o presionarla para complacer a su pareja.
  • Abuso emocional. Las amenazas a la mujer pueden girar en torno al abandono, a quitarle al bebé e incluso retirar apoyo económico o hasta culpa.
  • Criticar a una mujer o burlarse de sus cambios físicos, denigrarla, chantajearla, también es considerada como violencia en el embarazo.

Lo más preocupante es que la violencia psicológica o emocional es lo más común cuando de violencia en el embarazo se habla y trae consecuencias tan serias como la depresión y posparto, que a su vez afecta el vínculo materno- infantil.

Cómo saber si eres víctima de violencia 

Si te identificas con alguna de estas situaciones, podrías ser víctima de violencia en el embarazo:

  1. Tu pareja te critica, te hace bromas a ti, a tu cuerpo
  2. No te deja opinar, decidir o te controla
  3. Te sientes ansiosa, con temor y no entiendes la razón
  4. Temes que te abandone o esté en otra relación, porque no te hace sentir segura o bien juega a ponerte celosa.
  5. Vives manipulación, chantaje o te hace sentir culpable
  6. No te acompaña a las visitas con el médico, no te habla de planes con el bebé
  7. Te responsabiliza de sus actos
  8. Te golpea, te empuja, o te ataca físicamente
  9. Te obliga a tener relaciones sexuales o te presiona
  10. Controla tus actos, te cuestiona o te cela
  11. Te culpa o se molesta por el embarazo
  12. Te cuestiona sobre si el bebé es suyo

Si contestaste a una sola de forma afirmativa, eres víctima de violencia.

QUÉ PUEDES HACER

  • Cualquier conducta que te haga sentir incómoda, ansiosa y violentada, es abuso. No la minimices.
  • Si reconoces que estás sufriendo abuso, acércate a personas de tu confianza que te puedan apoyar. Amigas, familiares que sean sensibles a tu situación y que sean empáticas.
  • Busca ayuda profesional especializada o centros de apoyo a la mujer, donde te ayuden a entender lo que estás pasando y que te puedan ayudar, que no te juzguen o te critiquen.
  • Ten un plan: con quién acudir o un lugar seguro pero siempre con tus documentos al alcance. 
  • Aunque sientas pena o vergüenza, grita, llama a la policía y explica con detalle el abuso.

Y RECUERDA….

Si has sufrido abuso, eres una víctima que necesita apoyo, ayuda y no ser juzgada. El autocuidado es pieza clave para esta etapa.

 

 

Comparte esta nota

Más sobre este tema

Qué te pareció esta nota

0 / 5. 0

TAGS: