Anticonceptivos femeninos y masculinos

Redacción bbmundo · 22 abril, 2015

No todos funcionan de la misma forma ni brindan el mismo nivel de protección. ¡Conócelos!

¿Cuál anticonceptivo utilizas para planificar tu familia y/o protegerte? Por suerte, para ambos hay una gran variedad que permiten disfrutar su sexualidad de forma responsable y segura. Además se pueden evitar embarazos no deseados y proteger de infecciones de transmisión sexual.

Para ellas

  • Anillo anticonceptivo
    Seguro, discreto y práctico. No implica una preparación previa a tener relaciones sexuales y consiste en un anillo flexible de plástico que se coloca en el interior de la vagina el primer día del ciclo y se retira 21 días después. Su función es inhibir la ovulación y es efectivo hasta un 99.8%. Tiene una baja dosis de estrógeno y progestina. Esta alternativa ayuda a las mujeres a sentirse cómodas en su actividad sexual y brinda la ventaja de no tomar diariamente una píldora.
  • Implante subdérmico
    Es una pequeña varilla de plástico especial de 2 mm por 40 mm (similar a un cerillo) que requiere de una pequeña incisión para insertarlo bajo la piel del brazo con anestesia local; tarda de uno a dos minutos en ser colocado. Una vez en el brazo, tiene un efecto anticonceptivo de tres años: su mecanismo de acción es inhibir la ovulación. Tiene 99.95% de efectividad.
  • Píldora anticonceptiva
    Es el método más conocido y puede ser utilizado por períodos prolongados de tiempo. Existen dos presentaciones: las de 21 o 28 pastillas que se toman diariamente y de preferencia a la misma hora. Actúa inhibiendo la ovulación y ocasionando que el moco cervical se haga más espeso para que el espermatozoide no pueda llegar a fertilizar el óvulo. Su efectividad es del 99.8%.
  • Condón femenino
    Está hecho con material de plástico delgado y con una presentación de tubo. Es un método flexible que se inserta en la vagina y está formado por dos anillos: uno que cubre el cuello uterino y lo mantiene dentro de la vagina durante la penetración y otro que cubre el área de los labios vaginales. Funciona como anticonceptivo y como forma de prevenir infecciones de transmisión sexual, por lo que es considerado un método de barrera. Actúa impidiendo que los espermatozoides lleguen a fecundar el óvulo y su efectividad es del 80% al 90%.
  • Parche dérmico
    Es sencillo de usar, seguro y discreto. Contiene estrógeno y progestina que la piel absorbe lentamente. Se aplica una vez cada siete días, durante tres semanas: en total tres parches por una de descanso iniciando en tu menstruación que puedes poner en la nalga, el antebrazo, el abdomen o el omóplato (nunca en los senos). Su función es inhibir la ovulación y su efectividad es del 99.7%.
  • Inyección hormonal
    Es segura y efectiva en un 99.7%. Se aplica de manera intramuscular en la nalga por medio de una jeringa y con el medicamento prellenado. Existen diversas presentaciones: la que contiene estrógeno y progesterona que se aplica de manera mensual o la que contienen sólo progesterona aplicada bimestral o trimestralmente, esta última se utiliza de preferencia en el período de lactancia. Su mecanismo de acción es impedir la ovulación, cambia el moco cervical y modifica la capacidad de implantación del endometrio.

Para ellos

  • Píldora
    Se toma diariamente. Contiene un andrógeno sintético parecido a la testosterona y disminuye la concentración de espermatozoides a menos de 1 millón por mililitro; es por eso que su efectividad es casi del 95%. Una vez que se suspende el medicamento, las concentraciones espermáticas se recuperan en un período de cuatro meses. Estos métodos no se encuentran disponibles en el mercado para su uso aún.
  • Hormona inyectable
    Existen múltiples formulaciones: desde las que combinan varios tipos de testosterona hasta las que combinan testosterona con progestina. Hay esquemas semanales, mensuales o trimestrales. Lamentablemente no se alcanza la supresión total de la producción de espermatozoides y su efectividad es del 94%. No existen aún presentaciones en el mercado para poder accesar a estos métodos.
  • Preservativo
    Es el más conocido de los anticonceptivos. Está compuesto de látex, es elástico y lubricado. Se coloca en el pene cuando está erecto y se desenrolla hasta la base del mismo. Se debe usar desde el inicio de la penetración hasta la eyaculación, ya que el líquido pre-eyaculatorio contiene espermatozoides capaces de fertilizar el óvulo. Este método también es conocido como de barrera y tiene la capacidad de proteger contra infecciones de transmisión sexual al igual que el condón femenino. Su efectividad es del 88%.
  • Vasectomía
    Es un método anticonceptivo permanente que se puede realizar en un consultorio. Consiste en la ligadura y corte de los conductos deferentes que llevan los espermatozoides del testículo al pene. Con este procedimiento el hombre continuará produciendo líquido seminal pero no habrá espermatozoides en este líquido eyaculatorio. No es inmediato y se recomienda utilizar algún método anticonceptivo los tres meses siguientes a la realización de la cirugía y posteriormente un examen seminal para corroborar la ausencia de espermatozoides en la eyaculación.

El Dr. Alejandro Rosas Balan es Ginecoobstetra y Biólogo de la Reproducción Humana, médico titular en el Instituto Nacional de Perinatología en la Unidad de Investigación en Medicina del Adolescente

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (4 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...