Episiotomía: cuando sí es necesaria

Redacción bbmundo · 28 mayo, 2015

¿El escuchar la palabra te provoca temor? Aquí te decimos de qué se trata y si en verdad es necesaria.

La episiotomía es un corte en el perineo que se hace en la mayoría de los partos naturales con el objetivo de aumentar el canal de salida y facilitar la expulsión del bebé.

La epistomía evita desgarres y asegura tanto a la mamá como al niño menos sufrimiento durante la etapa final del parto.

Debe hacerse en el momento en que la cabeza se asoma en la vulva (coronamiento), ya que las estructuras perineales empiezan a estirarse. Se corta durante una contracción porque así los músculos perineales se adelgazan y la zona queda relativamente adormecida, aunque en ocasiones es necesario aplicar anestesia.

Te interesa: VIDEO-Los diferentes tipos de parto

Es un mito que siempre tenga que hacerse en el parto, la necesidad de realizarla depende de varios factores:

  1. Falta de elasticidad de los músculos de la base pélvica
  2. Cuando un bebé no tiene la posición correcta
  3. Parto gemelar
  4. Tamaño excesivo del bebé o de su cabeza
  5. Reducción del periodo de expulsión

Tipos

– Media: Se dirige las tijeras desde el ángulo de la horquilla vulvar hacia el ano. Es realizada cuando se sabe que el bebé no es muy grande y no necesita un corte muy amplio ni el uso de espátulas; permite una reparación simétrica del tejido

– Mediolateral: El corte se dirige hacia la parte lateral de la musculatura. Este tipo de episiotomía da la oportunidad de hacer el corte tan largo como se quiera; el cierre es un poco más complicado porque los tejidos deben ir emparejándose para que no se produzca una variación anatómica

Complicaciones

Las complicaciones pueden ser tempranas y tardías. Se deben tanto a una falla técnica en el momento de la incisión o durante su reparación, así como alteraciones maternas que interfieren en la cicatrización de la herida o por falta de aseo.

Dentro de las complicaciones tempranas se encuentran el sangrado, hematoma, desgarre, dolor e infección; en las tardías están el dolor crónico y dispareunia (dolor al tener sexo) y fuertes infecciones que causan una comunicación anormal entre recto y vagina.

Recuperación

Generalmente la sutura que se usa se templa con el tiempo y causa un poco de tensión sobre la herida y, en consecuencia, dolor. La ventaja es que esto pasa rápidamente. Durante la primera semana es necesario tomar analgésicos (sólo recetados por tu médico), ponerte hielo y usar un antiséptico local para evitar infecciones. Es recomendable no quedarte mucho tiempo sentada para que el área no permanezca presionada.

Lo que no puedes hacer

– Tener  relaciones sexuales

– Cargar objetos pesados

Ejercicios intensos

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (3 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...