¿Sabías que el pliegue entre tu nariz y tus labios es el punto donde tu cara se fusionó, cuando se acabó de formar en los primeros 3 meses de gestación? Para conocer más detalles curiosos te contamos qué debes esperar durante la semana 3 del embarazo.

¿Qué sabes de la semana 3 del embarazo?

Durante la semana 3 del embarazo tal vez no sepas aún sobre la existencia de tu bebé. Hay muchos cambios dentro de tu cuerpo, de los cuales no te das cuenta, el óvulo fecundado se empieza a dividir y viaja a través de las trompas de Falopio hasta el útero. Tus emociones, alimentación y ambiente afectan la composición química de tu cuerpo y ésta, a su vez, afecta al huevo.

¿Qué comer? Las vitaminas son esenciales. Si no lo estás tomando ya, empieza con el ácido fólico para asegurar que el cerebro y la médula del bebé se desarrollen bien. Es el momento de limpiar tu dieta y tus hábitos. Deja el cigarro, el alcohol y revisa con tu médico que tus medicamentos, ambiente y costumbres no amenacen a tu bebé.

La ciencia sabe que nuestro genoma es el mismo durante toda la existencia. Sin embargo, la forma en que se dictaron las instrucciones genéticas puede cambiar drásticamente cómo es nuestra vida. Son pequeñas etiquetas químicas que se forman o cambian por diferentes eventos en la vida de un ser humano, y que se agregan o eliminan del ADN durante la concepción.

Es como subir o bajar el volumen de una bocina sin mover los cables. La alimentación y el estrés son capaces de modificar el volumen de nuestros genes. El comportamiento y las experiencias de papá pueden heredarse a sus hijos si sus elementos epigenéticos llegan al embrión.

A pesar de que tu crío es casi microscópico, ya puede estar dando señales de vida durante la semana 3 del embarazo.