¿Por qué dejar que se disfrace?

Cathy Calderón · 25 abril, 2018

Si no se quiere quitar el disfraz de princesa o de superhéroe, no te frustres; comprende hasta qué punto es normal y cómo esto lo beneficia.

Pin it

A partir de los 3 o 4 años empieza a poner atención a su medio social y sus ratos de juego pasan de ser una actividad solitaria a algo colectivo, incluyendo no sólo a otros niños y a ti (con tu familia), sino también a los personajes que aparecen en las películas y los cuentos. Justo en esta fase, las figuras que admira (ya sean reales o ficticias) se vuelven su modelo a seguir y comienza a imitar o reproducir situaciones, enfocándose en la conducta de estos personajes.

¿Lo has visto hacer un gesto o decir el mismo diálogo 20 veces? Pues esta es la razón. Ahora imagínate lo que usar el disfraz idéntico significa para él: éste es el complemento ideal porque le da el toque de realidad a lo que sus pensamientos recrean.

Que no te dé pena si los vecinos lo ven vestido igual siempre. Déjalo experimentar esta etapa con toda libertad porque terminará alrededor de los 7 años.

Si cuando llegue a esta edad aún se resiste a dejarlo, reflexiona sobre las posibles causas; quizá con el disfraz busque sustituir alguna necesidad que no sienta cubierta. Por ejemplo, puede enfrentarse a un ambiente triste o violento y prefiera evadirlo “transportándose” a otra realidad. En este caso, debes buscar ayuda de un psicoterapeuta infantil.

 

Si es niño, ¿puede ser princesa?

 

Calma. Cuando tu hijo quiera usar un disfraz del sexo contrario, no te adelantes a hacer interpretaciones. La clave de esta situación es la frecuencia con que lo hace.

Si te pide vestirse así un par de veces y lo que más le importa son las acciones del personaje, quiere decir que sólo lo ve como parte del juego. Si la novedad es que su hermana tiene tacones de princesa, él intentará usarlos también para jugar el mismo rol.

Pero si de manera recurrente prefiere ser un hada siendo niño o un superhéroe siendo niña, y sólo se cambia cuando nota tu molestia, la de tu familia o sus maestros, pon atención a lo que te comunica. Lo más probable es que esté teniendo una dificultad para identificarse con su género y debes buscar apoyo terapéutico para guiarlo de la mejor manera posible, sin dañar su autoestima.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (0 votos)
Loading...