¿Qué es la educación tradicional?

Lourdes Botello · 10 enero, 2019

Te explicamos a detalle cuáles son las características de la educación tradicional para que sepas si es el método educativo que le conviene más a tu hijo.

La educación tradicional, también conocido como modelo de transmisión, concibe la enseñanza como un verdadero arte y al profesor como un artesano, y su función será explicar y exploren claramente sus conocimientos, enfocándose de manera central en el aprendizaje y memorización del alumno.

En la educación tradicional el estudiante es visto como una página en blanco que hay que llenar. El alumno es el centro de la atención en la educación tradicional.

¿De dónde viene?

 

La pedagogía tradicional comienza a gestarse en el siglo XVIII con el surgimiento de la escuela como institución. Logró su crecimiento cuando la pedagogía de conformó como ciencia en el siglo XIX.

Este modelo de enseñanza constituye los conocimientos y valores acumulados por la humanidad, los cuales son transmitidos por el maestro como verdades absolutas desvinculadas del contexto social e histórico en el que se desenvuelve el alumno.

 

¿En qué consiste la educación tradicional?

 

Es un método expositivo, la evaluación del aprendizaje es reproductiva, y se centra en la calificación del resultado.

La relación profesor-alumno es autoritaria, se fundamenta en la concepción del alumno como receptor de información. El educador tradicional es analítico, sintético, lógico.

En el aula se limita la individualidad y la creatividad de los alumnos, ya que tienden a ser sujetos pasivos, con poca iniciativa, inseguridad y poco interés en el proceso de aprendizaje.

Algunas características de la pedagogía tradicional son el magistrocentrismo: el maestro es el pilar fundamental para que se lleva a cabo la educación. Es quien garantiza el conocimiento, y es un modelo al que se le debe obedecer e imitar.

Se usa el mismo método de enseñanza en todas las ocasiones, es verbalista y pasivo; el repaso es entendido como la repetición de lo que el maestro explica. La clase y la vida son organizadas, ordenadas y programadas. La pedagogía constructivista presenta un desarrollo de pensamiento pobre y poca independencia cognoscitiva.