Preparar la comida para tu hijo pequeño puede ser todo un reto, pues no solamente implica descubrir los sabores y texturas que le gustan, sino asegurarte de incluir alimentos que sean nutritivos y ayuden a su crecimiento.

Una alimentación balanceada también ayuda a mantener fuertes sus defensas ante las enfermedades respiratorias, de acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), 1 de cada 3 niños menores de 5 años está malnutrido.

Para alimentar a tu hijo y fortalecer su sistema inmunológico, hay algunos nutrientes que no pueden faltar en su plato, y que podrás encontrar en alimentos fáciles de preparar.

Alimentos que pueden ayudar a tu hijo a no enfermarse

► Vitamina C

Presente en todos los cítricos. Si a tu hijo no le gusta la acidez del limón o la naranja, intenta con algo más dulce como la mandarina. Otra fruta que contiene gran cantidad de vitamina C es la papaya.

Zinc

Un nutriente difícil de ofrecer a los niños, ya que la principal fuente son los crustáceos, como ostras, cangrejo o langosta. Una alternativa es el germen de trigo, que puedes mezclar en batidos con fruta o yogurt.

► Vitamina E

Es fácil de tener por medio de semillas como nueces y almendras. Si necesitas un ingrediente más versátil, también está en espinacas, brócoli o aceites vegetales.

► Probióticos

Se ha demostrado que estos microorganismos pueden ayudar a disminuir el riesgo de enfermedades respiratorias y fiebres.

Recuerda que a partir de un año de edad, tu hijo necesita una alimentación balanceada que puede ayudar a fortalecer su sistema inmune. NIDO® Kinder® 1+ contiene el probiótico L.Reuteri que puede ayudar a reforzar sus defensas, además contiene vitaminas A, D, E, Hierro, Zinc y Calcio, que te pueden ayudar a protegerlo contra las enfermedades respiratorias