Hay muchas enfermedades respiratorias que pueden amenazar la salud de tu hijo. Algunas de ellas son altamente contagiosas, como la gripe común, que de acuerdo con un estudio de la Universidad de Maryland, en Estados Unidos, se puede transmitir por la respiración, es decir, por estar en un mismo espacio sin necesidad de estornudar o toser.

Y aunque no necesariamente todas las enfermedades respiratorias son graves, es importante prevenirlas por el riesgo a que se compliquen y resulten en una afectación más grande. Además, los pequeños la pasan muy mal cuando tienen congestión nasal o dificultad para comer, y aunque no sea algo grave, no dejan de sufrir los molestos síntomas

Por eso, te contamos qué puedes hacer para proteger a tus hijos de las enfermedades respiratorias.

 • Limpiar su nariz

Además de mantener siempre sus manos limpias, es importante tener una rutina de higiene para la nariz, incluso para los más pequeños. Así podrás mantener despejadas las vías respiratorias y asegurarte que no tienen ningún problema al inhalar y exhalar. Algunos productos de agua de mar pueden ser ideales para esta tarea, pero recuerda siempre consultar a tu médico.

 • Mantenerlo activo

Ya nos lo decían nuestros padres y abuelos: el ejercicio es salud. ¡Y tenían toda la razón! Procura que tu hijo tenga actividad física cada día de acuerdo con su edad, esto no solamente lo llenará de energía, sino que lo ayudará a que su organismo funcione correctamente.

 • Cuidar su alimentación

La puerta de entrada para las enfermedades son las defensas bajas. Para que tu hijo esté sano y protegido necesitas fortalecer su sistema inmunológico. Esto lo logras con una alimentación balanceada, rica en vitaminas y minerales. También hay algunos microorganismos como los probioticos L.Reuteri que pueden ayudar a tener defensas efectivas contra las enfermedades respiratorias.

Existen alimentos para niños de corta edad a base de leche, que sus ingredientes pueden ayudar a proteger sus sistema inmune, reforzar  sus defensas y cuidar su sistema respiratorio. NIDO KINDER 1+ contiene probióticos L. Reuteri, además de vitaminas y minerales. Tú instinto es protegerlo el de NIDO® también.