Evidentemente, tú y tu familia están viviendo una nueva realidad y tus hijos(as) lo pueden estar experimentando e interpretándolo de una manera diferente entre sí. Primero explica a tus hijos(as) con toda claridad la nueva situación de tu familia.

Todo dependerá de cómo hayan sido las negociaciones o las circunstancias del divorcio. 

Si hubo gritos, pleitos y reclamos frente a los niños, tu aproximación hacia ellos deberá ser diferente que si hubo una separación menos traumática, con una buena negociación y sin exponer a los menores a ningún tipo de violencia (incluso emocional).

Estarás de acuerdo conmigo en que independientemente de las causas de tu divorcio, tus hijos(as) deberán ser apartados de las discusiones y detalles dolorosos de la decisión de la pareja para divorciarse. Por lo tanto, el primer paso a dar, no es la explicación de cómo van a celebrar la próxima Navidad, sino de la nueva situación familiar.

Mi primera recomendación es que platiques con ellos al respecto, aclarando que seguirán siendo familia a pesar de que tú vivas en un lugar diferente a donde ellos lo hagan, o en su caso, aunque la ex esposa no viva con ustedes. Que mantendrán el contacto y que siempre estarás presente en sus vidas y en todo lo que necesiten. Podría haber llanto, tristeza, y escenas difíciles, pero lo único que queda por hacer es contenerlos, abrazarlos y estar allí, sin entrar en explicaciones que empeoren las cosas.

Luego de esto, valdrá la pena que platiques por separado con cada uno(a), para que puedas darles un espacio de desahogo, preguntas y contención.

 

Ahora sí, aborda el tema de la próxima Navidad.

 

Cuando les comuniques cómo va a ser la próxima Navidad, intenta utilizar un tono ligero, no lo conviertas en algo “serio y trágico”. 

Explica que cada año la pasarán con uno o con el otro (asumo que eso está negociado con tu expareja) y que este año, la nochebuena la pasarán con su mamá, pero… que tendrán doble navidad. Pues tú celebrarás con ellos una semana antes una navidad anticipada. ¡Tendrán dos fiestas, no sólo una!

Si normalmente les trae regalos Santa Claus o el niño Jesús o cualquier otro personaje, diles que llegará anticipadamente a tu casa (o donde vivas actualmente) y que les dejará regalos allí también y que tendrán una cena como siempre la han tenido.

Realiza una celebración navideña una semana antes (con todo lo que esto implica) y que luego pasen la nochebuena con su mamá. Hasta allí podrás llegar.

Haz lo que siempre hacen en esa fecha y pásenla bien, lo mejor posible, sin mencionar más que no estarás con ellos la nochebuena. Diviértanse. Cuando sea el 24 de diciembre, sólo márcales por teléfono y diles que los quieres mucho y que se verán pronto.

¿Te dolerá? Sí, pero esto puede reducir el dolor. No sólo pienses en cómo lo tomarán tus hijos(as) sino también en cómo cuidar tu bienestar y esta celebración anticipada con ellos(as), podrá ayudarte mucho al respecto.

 

Vidal Schmill, Pedagogo y especialista en Desarrollo Humano, conferencista, escritor y pionero del concepto Escuela para Padres, en México. 

IG: @escuelaparapadresvidalschmill | FB: @escuelaparapadresdevidal |escuelaparapadres.com

contacto@escuelaparapadres.com

TEL: +52 (55) 5543 0108