La culpabilidad cuando eres mamá y además trabajas en home office

Redacción bbmundo · 21 octubre, 2020

¿Te sientes cansada de trabajar en home office y apoyar a tus hijos? Si sientes que estás a punto de tirar la toalla, tienes que leer esto.

Si eres mamá y trabajas, es natural que la culpa sea una de tus compañeras, y constantemente este sentimiento te provoca pensar si el tiempo que le dedicas a tus hijos por estar trabajando es el suficiente o podría ser más.

En México, el 73% de las mujeres son económicamente activas, esto quiere decir que realizan algún tipo de trabajo o actividad en el que tienen un sueldo y deben cumplir con ciertos horarios, de acuerdo a  datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo ENOE, por lo que hay millones de mujeres en el país que como tú, están pasando por la misma realidad de tener que conjuntar el trabajo con el ser madres, y aunque combinar estas actividad no es sencillo, no debe ser tampoco una causa para sentir culpa.

Es por esta razón, que Jimena Férez creadora del blog MadreHadísima y quien recientemente lanzó su podcast con apoyo de la plataforma mexicana de audio Beek, habla de este tema. A continuación te compartimos algunas de las formas en las que puedes empezar a deshacerte de esa culpa maternal:

Cambia tu ideología

Se nos ha inculcado por siglos que la mujer se tiene que quedar en casa a cuidar de los hijos; que la mamá que está en casa tiene más tiempo para convivir y educar a sus hijos que las mamá que trabajan, lo cual, aparte de ser una idea machista, es un error, ya que la maternidad debe de ir de la mano con ser mujer y de no dejar tus metas personales por tener hijos, claro, será más complicado, pero eso no quita que sea posible.

Recuerda que tener más horas para estar con tus hijos no es igual a tiempo de calidad. ¿Qué prefieres: cantidad o calidad?

Organízate

Esta es la mejor herramienta para dejar atrás la culpa por trabajar, porque si empiezas a administrar tu tiempo y determinas horarios para realizar tu trabajo, convivir con tu pareja e hijos así como tener tiempo personal, será más fácil llevar el control de tu vida. No olvides que para lograrlo debes de ser muy disciplinada y no dejar de cumplir por ningún motivo los horarios que estableciste, ya que, si empiezas a hacer cosas de trabajo en horarios de familia, te traerá conflictos y más culpa. Organízate con el calendario del celular, pon alarmas o apóyate de una agenda, sé constante y verás los beneficios.

Autocomprensión

La mayoría de las mamás son su peor juez y crítico, son muy duras con ellas mismas y si tú eres así, debes empezar a bajarle a las exigencias, empieza por ser más comprensiva contigo misma, de entender que puedes ser una buena mamá aunque trabajes, y que el trabajo no es una limitante para ser una buena mamá; comprende que puedes darles tiempo de calidad a tus hijos sin dejar tu trabajo y que el verte feliz por cumplir tus metas profesionales también es algo positivo para tus hijos, ya que si te ven plena y contenta, ellos también lo serán.

Sabemos que la culpa es un sentimiento que en algún momento se hace presente en la vida de las mamás y más cuando trabajan, si es tu caso recuerda que no estás sola y que hay soluciones para vencer este sentimiento como menciona la creadora de MadreHadísima, solo es cuestión de que como mujeres, empecemos a cambiar nuestra mentalidad y rompamos con esas viejas creencias que ya nada tienen que ver con la maternidad moderna.

Si te interesó el tema y quieres saber más sobre este y otros temas de maternidad, escucha el podcast ‘MadreHadísima’ de Jimena Férez en la plataforma mexicana Beek, donde puedes empezar hoy tu prueba gratis.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

El gran problema de la cuarentena…¿les suena? – #maternidad #maternidadreal #crianza #hijos #cuarentena

Una publicación compartida por bbmundo (@bbmundo) el