La palabra gaslighting, en español significa “luz de gas”, es un término que se utiliza para explicar un tipo de manipulación y control psicológico que tiene como objetivo sembrar la duda de las capacidades que tiene una persona. Son los clásicos comentarios: “eso solo está en tu mente”, “estás loca”, “eso nunca pasó” o “imaginas cosas que no existen”, frases que se dicen popularmente en una relación abusiva de pareja.

Es decir, los afectados con gaslighting reciben de forma deliberada y sistemática manipulación que los lleva a dudar de sí mismos y de su realidad.

Ejemplos de gaslighting

«Eso nunca ocurrió»
“Perdiste la cordura, y otras personas también lo creen»
«Lamento que creas que te lastimé»
«Sólo estás tratando de confundirme”»
Sabes que nunca te lastimaría intencionalmente»

Los padres también son gaslighting

En el caso de los padres que ejercen gaslighting en contra de sus hijos, lo que hacen es hacerlos sentir culpables. Además, de no reconocer que los hijos también tienen emociones.

Algunas de las características de los papás gastlighting son:

-Niegan las experiencias de sus hijos. “Para qué te enojas, si tú eres culpable de lo que pasó”, “No te duele si sólo fue un pequeño rasguño, exageras”
-Creen que siempre tienen la razón. “Sabía que eso te iba a pasar, yo te lo advertí”.
-Nunca se disculpan. “Yo nunca me equivoco, tú estás mal”.
-Creen que saben lo que es mejor para sus hijos. “Lo mejor para ti es que estudies ingeniería” “Tu mejor amigo debe ser fulano o fulana”
-Creen que conocen a sus hijos mejor que a sí mismos. “El pastel de fresas nunca te ha gustado ni te gustará, mejor pide el de vainilla”

Los niños no saben lo que quieren

Los padres gastlighting pueden ser ambos o solo uno el que ejerza este abuso, y ellos también fueron educados bajo ese mismo entorno, así que no ven mal la manipulación que ejercen contra sus hijos. Además, de acuerdo con la  American Sociological Association el gaslighting tiene implicaciones psicológicas, pero también sociológicas debido a que  se basa en la asociación de la feminidad con la irracionalidad; así como, en el hecho en que los niños son tontos o no saben lo que quieren.

Si tú o tu pareja le han dicho a los niños alguna de estas frases, es importante que acudan a terapia a fin de reeducarse en torno al vínculo emocional que se tiene con los hijos.

1. Eso no es verdad. Debes estar confundido de nuevo.
2. Ahí vas de nuevo, inventando cosas.
3. Cualquiera puede hacer eso. Solo estás poniendo excusas.
4. Estás equivocado o lo debes haber soñado.
5. Yo nunca he hecho eso. Todo está en tu cabeza.
6. Recuerdas mal. ¡Eso nunca pasó!
7. No, no estás cansado. Ahora ve a terminar tu tarea.
8. Tengo razón y todo el mundo lo sabe, incluidos tus hermanos y hermanas.
9. Está bien. Es solo un pequeño raspón, no duele

Daños del Gaslighting

Si bien cada persona vive de diferente manera el Gaslighting, entre los daños que se presentar están:

-Baja autoestima.
-Desconfianza en las relaciones interpersonales.
-Sensación de no encajar en ningún lado.
-Dudar de sí mismo y de sus capacidades.
-Buscar constantemente la aprobación de otros.
-Dependencia de lo que otros opinen de ti.

Recuerda que los comportamientos malintencionados de los padres genera confusión en los menores de edad, además de que aumentan la dudas sobre sí mismos y disminuyen la autoestima del niño. A diferencia del abuso físico, el abuso emocional no muestra signos evidentes como hematomas o lesiones, pero allí está.

Libros sobre Gaslighting que te recomendamos

1. Gaslighting
Autor:  Tyron Braden
COMPRA AQUÍ

2. Efecto luz de gas: detectar y sobrevivir a la manipulación invisible de quienes controlan tu vida
Autor: Robin Stern
COMPRA AQUÍ

3. Libro de trabajo de Recuperación del Gaslighting
Autor: Catherine Wilson
COMPRA AQUÍ

Señales de abuso sexual en niños